Thomas Bach, Presidente del COI, puso de manifiesto su oposición a incluir en el programa olímpico a los eSports que considera “violentos” por lo menos en el futuro cercano.

Ésta declaración, emitida en una entrevista para Associated Press, ocurre en referencia a los Juegos Asiáticos 2018 que están teniendo lugar en Yakarta, Indonesia y donde se tuvo un torneo de exhibición de eSports (del tipo que se tienen cuando un nuevo deporte aplica para los Juegos Olímpicos).

Fueron seis los juegos presentados en la exhibición:

  • League of Legends
  • PES 2018
  • Arena of Valor
  • Hearthstone
  • Starcraft II
  • Clash Royale

La exhibición no fue de mucho interés para Bach, haciendo énfasis en que eran juegos de muerte que promovían la violencia y que no eran congruentes con los valores olímpicos, por lo que de mantener ese componente no tendrían lugar en las Olimpiadas.

Al hacer referencia a su pasado como esgrimista olímpico, un deporte de combate en el cual se utiliza una espada, Bach rechazó tajantemente la comparación al explicar que la esgrima es la expresión civilizada de ese deporte mientras que los eSports proponen valorar el matar a tu oponente en una contienda.

No es la primera ocasión en la que Bach descarga contra los eSports con los mismos argumentos, en 2017 declaró de manera más directa ante la posibilidad de llevar a los eSports a la palestra olímpica, descartando de antemano la idea en una entrevista para South China Morning Post.

Curiosamente, 2 meses después de esa declaración, el COI fijó una posición mucho más políticamente correcta respecto al tema, expresando que requerían de una organización mundial de eSports para poder negociar una potencial inclusión en los Juegos Olímpicos.

Ahora con las recientes declaraciones de Thomas Bach parece haber ocurrido un retroceso en esa posibilidad, probablemente de manera permanente a pesar de que ya los eSports han tocado la puerta en varios eventos de carácter olímpico en el pasado.

Escribir un comentario