Un hecho interesante presentado en una entrevista para Destructoid, donde un representante de Motion Twin, desarrolladores del juego independiente Dead Cells afirmó que la versión de Nintendo Switch vendía aproximadamente cuatro veces más copias que la su versión de PS4.

En cierta manera es algo comprensible, al tomar en consideración que los usuarios de Switch prefieren tener la posibilidad de jugar en el modo portátil, así como el hecho de que los juegos con apariencia retro tienen una mejor apariencia en pantallas más pequeñas como la de la consola de Nintendo.

Pero en términos de ventas de consolas (un tema del cual las compañías son muy reservadas) resulta difícil entender como la consola con mayores ventas de esta generación hasta los momentos tenga una proporción de ventas de como ésta en el caso de un juego exitoso para ambos sistemas.

Con 20 millones de ventas alrededor del mundo, la consola más versátil de Nintendo no parece detenerse en su crecimiento y su futuro luce brillante si se mantienen este tipo de proporciones en títulos de estas características.

‘A Storm is Coming’ nos muestra más de la historia de ‘Ghost of Tsushima’

Dead Cells es un juego fantástico para cualquier sistema, un juego de plataformas 2D estilo MetroidVania con una evidente inspiración en la saga Dark Souls y, a pesar de todo ello, poseedor de una estética propia y muy atractiva. No es sorpresa que este juego sea un éxito.

A pesar de la controversia que hace unas semanas rodeó al juego por el caso de plagio del análisis por parte del antiguo Editor de IGN Filip Miucin, las ventas de Dead Cells no han sido afectadas, aunque algunos han citado algunos inconvenientes en la versión de Switch que serán atendidos en la próxima actualización.

Aunque no es primera vez que ocurre el hecho de que la versión de un juego de Switch vende más que un juego de PS4, el éxito de Dead Cells para la consola de Nintendo puede convertirse en un indicador para los juegos indie en los próximos años.