Probablemente muchos fanáticos del anime han escuchado las típicas frases de amigos, familiares o parientes, alegando que las series animadas niponas son malas, con mensajes subliminales o que inducen a comportamientos extraños; pues ahora alguien más se suma a la lista de demandantes, tras las recientes declaraciones del presidente Putin (Rusia).

De acuerdo con el Moscow Times, el presidente hizo duros comentarios durante una rueda de prensa, catalogando a las famosas series y películas de anime como “malas influencias, que inducen a conductas inapropiadas, de suicidio e incluso homosexualidad”. Continuó diciendo que, gracias a este tipo de series, cada vez más jóvenes están divergiendo del camino correcto y tomando acciones erróneas.

En palabras de Yelena Ivanova, una especialista del Centro de protección infantil contra el maltrato en línea:

En Japón hacen muchas caricaturas de gran calidad. No son peligrosas si no se ven todo el día […] pero es una historia completamente diferente si muestran a personajes adolescentes, como sus espectadores, que también son homosexuales que fuman, beben y hasta se cortan las venas.

Estos comentarios han propiciado un movimiento gubernamental e institucional que promueve el veto del anime en el interior del territorio. En este sentido, Vladimir Rogov, el director del Centro Infantil destacó lo siguiente:

 Es mejor restringir su acceso a ciertos grupos, incluso aunque se muestre de fondo – su contenido podría insertarse lentamente en sus mentes. […] Estamos en contra de medidas radicales, pero es hora de que pongamos en Rusia a la cultura del anime en su debido lugar.

Las declaraciones de las autoridades, sobre considerar a las series de anime como un “problema nacional”, parecen algo irracionales y exacerbadas considerando otras realidades de mayor gravedad que abaten a la región.

La cultura sobre el manga y el anime, así como los videojuegos y comics ha venido tomando un peso internacional de dimensiones enormes desde finales del siglo pasado; y hoy en día, la comunidad de fanáticos ha crecido en todos los rincones del mundo, contando con empresas, corporaciones, grupos de seguidores e individuos quienes han impulsado el desarrollo de un tipo de arte innovador e inspirador.

Lógicamente, todos los medios tienen sus altos y bajos, pero llegar tan lejos como para vetar una forma de expresión, deja mucho que pensar.

Tendremos más noticias en breve.