Todos aquí sabemos que los juegos son una forma de entretenimiento muy popular en los últimos años y que no es para menos, ya que la calidad de estos va en aumento y cada vez son más los que juegan y más los que le dan importancia a este medio. Sin embargo también sabemos que los juegos son un negocio y que todo negocio necesita reglas, cláusulas y deberes.

Parece que la ley ya va tomando más en cuenta a los videojuegos y sus prácticas y que el hecho de que sean un producto digital no elimina la posibilidad de que haya prácticas injustas y hasta ilegales. Ya les comentamos como las cajas de botín están siendo analizadas en varios países de Europa y como en Bélgica ya han sido prohibidas de cajón. Ahora es Alemania quien pone en tela de juicio, literalmente, a Sony, específicamente con sus términos y condiciones presentes en la Playstation Network, la plataforma digital para ventas de Sony.

GameIndustry reporta que la Asociación de Consumidores de Renania del Norte-Westfalia ha presentado una queja formal sobre el tema anteriormente mencionado.  Entre otras cosas, la queja menciona que los términos y condiciones de la Playstation Network son “incompatibles con la ley” y que es “hostil contra el consumidor”. Una de las primeras quejas es el crédito que usamos en la tienda, el cual desaparece de nuestras carteras online si no lo usamos en 24 meses. La segunda queja va sobre la responsabilidad que obligatoriamente tienen los padres de asumir compras involuntarias de menores de edad y la tercera queja habla sobre cómo Sony se reusa a aceptar devoluciones de contenido comprado involuntariamente.

Valve, Epic Games, Apple y el problema con sus tiendas digitales

El organismo ha enviado una carta de “cede y desista” a Sony, si la empresa japonesa no planea cambiar sus términos de su red deberán estar preparados para defenderse en la corte alemana. Al parecer esto es una práctica común de esta asociación y siempre intenta llegar al máximo organismo legal para defender la ley alemana.

Sony ya había enfrentado acusaciones parecidas provenientes del Consejo del Consumidor Noruego, sin embargo estas quejas desistieron su intento judicial.

Habrá que esperar que decisiones tomará Sony respecto a esta petición de la Asociación de Consumidores de Renania del Norte-Westfalia. Ciertamente lo solicitado por los alemanes tiene mucho sentido, sobre todo sabiendo que ya hay términos más flexibles con el dinero y las devoluciones en otras redes como Steam.