En el Nintendo Direct del día de ayer, se dio una gran sorpresa a los aficionados al anunciar que el más reciente titulo de la saga de Ubisoft, Assassin’s Creed: Odyssey llegará a Switch próximamente.

La gran pregunta es como es posible que esto ocurra, desde su lanzamiento Nintendo Switch nunca ha sido considerada una consola de alto poder para poder correr juegos de alto desempeño a diferencia de la PC, PS4 y Xbox One.

La respuesta de Nintendo ha sido la arriesgada apuesta de recurrir a la prometedora idea del Cloud Gaming, con el fin de no quedar relegada para el lanzamiento de este título.

Assassin’s Creed: Odyssey será lanzado al público el próximo 5 de octubre para PC, PlayStation 4 y Xbox One. Pero los aficionados japoneses tendrán la oportunidad de disfrutar de este estreno en sus Switch, al recibir la transmisión de la nube a través de los servidores de Nintendo que correrán el juego en su mejor capacidad.

No es la primera vez en que Nintendo realiza este tipo de pruebas para presentar juegos de alto desempeño en su consola objetivamente inferior en su capacidad gráfica. En el mes de mayo se realizó el lanzamiento de Resident Evil: Biohazard para Switch de la misma manera, también exclusivamente para el mercado japonés.

La presentación de este servicio en Japón resulta logica al considerar que en general los servicios de internet proveen la velocidad requerida para que la transmisión pueda correr de manera eficiente.

Ya es una realidad que las grandes compañías están fijándose en el Cloud Gaming como la dirección que ha de tomar el futuro de los sistemas de videojuegos y tecnología, con Microsoft trabajando en una consola dedicada en exclusiva a este sistema y Sony explorando sobre la posibilidad de adaptarse al mismo, faltaba que Nintendo diera un paso en esa dirección.

Sin embargo, de tener éxito este proyecto, Nintendo puede estar adelantando a sus competidores en este medio al poder sostener Clod Gaming en esta generación de consolas, en lugar de la siguiente.