En una entrevista realizada en una conferencia de Goldman Sachs reportada por Gamasutra, Strauss Zelnick mencionó entre diversos temas que considera que el gobierno de Estados Unidos debería tomar una posición firme frente a las compañías de juegos chinas.

Realizando una comparación sobre como las compañías occidentales podían vender juegos en China y viceversa, Zelnick señaló: “a riesgo de entrar en política, nuestro gobierno realmente necesita fijar una posición con respecto a nuestros negocios con China”.

“Porque estamos en una situación incomoda y desigual en donde compañías chinas pueden venir a Estados Unidos y comprar compañías sin problema. Y si no quieren hacer eso, pueden traer un título propio, distribuirlo y quedarse con sus ganancias netas, sin problemas.”

“En cambio, nosotros para poder entrar en China nos corresponde que la mitad de nuestros intereses sean propiedad de una compañía local” Zelnick continuó “lo bueno es que proveen experticia y conocimiento del mercado local y tenemos una gran relación con Tencent. Pero la diferencia es que no tenemos otra opción.

“Y finalmente, necesitamos la aprobación gubernamental, lo que implica un manejo político. No comprendo porque el gobierno americano permite que se haga esto con la segunda categoría de exportación del país detrás de la aeroespacial” declarando además que “el otro gran inconveniente es que China nos ha robado nuestras propiedades intelectuales por mucho tiempo”.

Strauss Zelnick es el CEO de Take-Two Interactive, así como de numerosas compañías en diversas áreas, y ha sido quien ha tomado decisiones controversiales en cuanto al tema de las microtransacciones en videojuegos premium, convirtiéndose en un defensor de su aplicación.

Actualmente el ultimo lanzamiento de Take-Two, NBA 2K19, está siendo objeto de grandes críticas por la gigantesca cantidad de microtransacciones presentes, además de contener publicidad interna y el haber reducido la ganancia de experiencia en el modo de juego normal para incentivar la compra de monedas internas.