Los logros o trofeos en los videojuegos es uno de esos temas que derraman mucha tinta y saliva en cada discusión sobre videojuegos. Nos guste o no, los trofeos, logros y hazañas ya eran importantes antes de que Microsoft los implementara de serie en su red Xbox Live y creara el Gamerscore. Activision pedía en los libretos de sus juegos que si un jugador conseguía una puntuación alta mandara a las oficinas de Activision para recibir un parche similar al de los Boy Scouts por su hazaña.

Esta mentalidad no sólo estaba en los juegos de Activision. Si tenemos la edad suficiente para recordar los arcades, podremos recordar que también había puntuaciones máximas para esos juegos y, en el caso de los juegos de carrera, se guardaba el tiempo que el jugador tardó en cruzar la meta.

Mucha gente se desvivía por mejorar el tiempo o la puntuación de aquellas tres siglas de alguien desconocido y así como existían los jugadores competitivos, existían los casuales que ni miraban esa pantalla después del Game Over.

Fue Microsoft la primera gran empresa de videojuegos que lanzó un sistema de logros para su red en 2005, con el sistema creó una Gamerscore que medía la puntuación de un jugador, la puntuación mejoraba con cada logro conseguido y cada juego tenía cierta cantidad de logros que juntos debían sumar 1000. Dos años después, Valve lanzó en Steam un sistema parecido en 2007 y luego Sony se vería forzado por la competencia y crearía un sistema de trofeos en 2008. Cada juego tendría un trofeo de platino que sólo se conseguiría al conseguir todos los trofeos de oro, plata y bronce que poseía el juego. Cada trofeo además tiene un valor numérico invisible que va mejorando nuestro nivel como jugadores. Por último, empresas centradas en juegos móviles harían su parte. Apple añadió logros en su Game Center y Google a su Play Store.

Desde mi punto de vista, todo esto sólo es una evolución de las antiguas pantallas de puntuación en los arcades. Sólo que, como todo actualmente, está más ligado a la interactividad y comunicación con otros usuarios para poder mostrar lo que hemos hecho. La competencia no es sólo con la otra persona que visitaba la sala de arcades sino con todo el mundo. Todos estos sistemas de logros han creado un pequeño nicho comercial para muchas páginas web que te ayudan a conseguir los trofeos o logros de manera más efectiva y rápida. Con estas páginas hay también youtubers, streamers y demás jugadores haciendo vida de esto.

Muchos ven los trofeos como algo negativo para el mundo del videojuego pero yo no creo que los logros sean una mala idea. Al final depende de cómo se lo tome cada jugador y cómo se lo tome cada estudio También pienso que aunque los logros no son una mala idea y son una evolución natural, su existencia derivó en prácticas negativas para las personas y la industria y quizá deberían ser atendidas.

Hay muchos jugadores que se obsesionan con los trofeos y apenas disfrutan un juego, simplemente quieren aumentar su puntuación porque de alguna manera el “score” se empezó a traducir en “habilidad” y si tenías más logros o trofeos significaba que eras mejor que los demás. Esto llevó a muchos jugadores a violar reglas de las redes de Sony y Microsoft para mejorar su puntuación, lo que ocasionó que muchos fueran baneados o etiquetados de tramposos por Microsoft en su Gamertag

Algunos, no tan necios, simplemente aumentaban su puntuación al comprar muchos juegos con una audiencia infantil porque allí conseguirían trofeos y logros de manera fácil. Esto de alguna manera adulteró el mercado porque estos juegos no habrían tenido tantas ventas si no fuera por sus logros fáciles. También adulteró la posible competencia entre jugadores por los logros, ya que los logros valen lo mismo para nuestro “score”  sin importar si era de un juego fácil o no. Y así como hubo jugadores obsesionados también hubo estudios obsesionados con vender más a cambio de ofrecer más logros y más accesibles. Kotaku nos reporta como hay decenas de juegos con miles de logros alcanzables en 20 minutos o menos, hay estudios dedicados sólo a producir este tipo de “juegos”, cortos, sin sentido y llenos de logros falsos.

Sistema de cambio de nombre causa errores graves en PlayStation 4

Por último en aspectos negativos, están los trofeos que obligan al jugador a conectarse a internet. Muchos trofeos quedarán en el olvido cuando sus servidores cierren o no haya casi jugadores online ya que ya no habrá manera de desbloquearlos.

Claro, también hay que hablar cuando esta mecánica se hace bien. Muchos juegos como Assassin’s Creed o God of War se pueden pasar en unas 20 horas pero si decides desbloquear sus trofeos o logros descubrirás muchos lugares del mapa que probablemente nunca visitarías, probarías nuevas armas y mecánicas que te cambian la visión del juego, sus desarrolladores y del empeño puesto en su creación. La vida útil de un juego se ve alargada por algunos trofeos y nos llevan disfrutar de experiencias que no estaban ni cerca de la historia principal.

También hay casos donde el juego nos obliga a pasar el juego de modo realista, sin muertes, o a contrarreloj por lo que la experiencia cambia y mejora en muchos casos. También es digno de mención el caso de Ubisoft que ha agregado ciertas hazañas a sus juegos, sin importar en qué plataforma sean jugados. Estas hazañas o logros a diferencia de las de otras compañías te recompensan con objetos, skin o temas del juego lo cual ha animado a algunos jugadores a realizarlas porque la meta tiene una recompensa más concreta.

Los videojuegos al final son un medio de comunicación y una de las maneras más directas de comunicarse que tienen los creadores con los jugadores es mediante una lista de logros que nos indique hacer algo para lo que fue diseñado el juego. Algunos logros tienen nombres que hacen referencia a otros juegos, básicamente la experiencia es más enriquecedora cuando un jugador buscar los trofeos que quiere por el placer de hacerlo y no por obligación. Y cuando un estudio pone retos y metas al jugador para darle un sentido real de logro cuando las complete. Sin embargo no todos están interesados en ese tipo de interacción y dudo que la idea inicial de Microsoft haya sido crear discordia y atraer juegos de baja calidad a su plataforma y tramposos a su red.

Los videojuegos son competitivos pero también un pasatiempo y, como su nombre indica, son juegos y no hay que perder de vista esto cuando somos usuarios de estas compañías y sus plataformas.

Creo que la lista de logros y trofeos es una herramienta más de diseño para el creador y debe ser utilizada como tal, como cualquier otro aspecto del juego y debe ser pulido como los gráficos o el guión. Por su parte los jugadores pueden tomarse estas metas como quieran, pueden ignorarlas, desbloquearlas, ir sólo por las de los juegos que prefieren, etc. Pero así como las empresas deben cuestionar el valor de los logros en sus plataformas (y exigir logros dignos a las third parties) y los estudios deben cuestionar qué logros significativos pueden agregar a sus juegos, los jugadores deberíamos cuestionarnos y elegir qué juegos (con sus logros y trofeos) valen la pena y realmente nos darán sensación de logro y cuáles no.

Por último hay que mencionar que se rumora que Nintendo implementaría también un sistema de logros pronto, puede que incluso nos enteremos en el Direct de hoy, la gran N se ha mantenido alejado de este sistema y habría que ver si consigue la manera de darle más al jugador y que esto no derive en prácticas negativas en Nintendo Network.