La gran final de League of Legends de América Latina tuvo lugar el día de ayer en la Movistar Arena de Santiago de Chile, con el duelo al mejor de 5 partidas de Infinity eSports frente a Kaos Latin Gamers.

Kaos Latin Gamers es el vigente campeón de la Copa Latinoamérica Sur, ganando los torneos Apertura y Clausura, además de ser uno de los equipos con más títulos en la región, convirtiéndose en una pequeña dinastía en esta disciplina. Se encontraban confiados y favoritos para este evento, considerando también que se encontraban como locales en la capital chilena.

Infinity eSports, por su parte, llegaba como campeón de la Liga Latinoamérica Norte, un equipo competitivo y destacado aunque sin el recorrido de campeonatos de sus oponentes del sur, se esperaba que estuvieran tensos ante el escenario de enfrentar su primera final de tal envergadura. Pero ese no fue el caso.

Sin embargo, antes de comenzar la contienda se realizaron diversos eventos de entretenimiento, comenzando con la gran final del concurso de Cosplay en donde los 8 mejores disfraces fueron presentados a la audiencia, resultando ganadora la cosplayer Peyton Riley con su cosplay de Miss Fortune Gatillera Galactica, decisión que causó una reacción mezclada entre los fanáticos presentes. El segundo puesto fue para Inciel con su Nami y finalmente Yuli se haría con el tercer puesto con su alucinante Thresh.

Seguido de esto se dio el duelo de exhibición entre los equipos de Influencers frente a los Casters, en donde las personalidades de redes sociales Vale Kryp, Statik, Dama G, ReubenMaster y Weverertumorro enfrentaron al grupo de comentaristas Corsario, Rafamaik, Sookie, Tommy y Fahrenheit que narrarían la gran final. El duelo fue en formato ARAM y terminó siendo extraordinariamente favorable para los Casters, que hicieron papilla a los Influencers en poco más de 10 minutos, eso sí, entre muchas risas.

Tras la pausa, pasamos a la parte de eventos artísticos, con un breve espectáculo de magia, y la participación musical de Nicki Taylor para presentar el evento estelar de la velada, interpretando los temas Valiant y Time Marches On.