La gigante de los videojuegos, Capcom, anuncia que espera pérdidas de hasta 40 billones de yenes por lo que queda del año fiscal (desde ahora hasta el próximo marzo del 2019). Capcom anunció esto mientras afirmaba que cancelaba los proyectos venideros de Capcom Vancouver, indicándonos que sus pérfidas eran gracias a este estudio que no cuajó del todo en el mercado occidental. Según lo que podemos leer, el estudio no está oficialmente cancelado y no sabemos qué pasará con Dead Rising 5.

Capcom Vancouver fue fundada en 2005 y sólo contaba con 12 empleados y un un juego, The Big, un juego de béisbol estilo arcade que tuvo un moderado éxito en ventas y le permitió crear más juegos, incluida una secuela. Su franquicia más conocida es Dead Rising, un juego Beat ‘em up de mundo abierto y con tintes de horror. Este juego originalmente fue diseñado por Kenji Inafune y luego Capcom Vancouver se haría cargo de su desarrollo. Los dos primeros juegos de la saga principal recibirían buenas críticas y un moderado éxito en ventas, luego la franquicia iba a salir del mapa de juegos aceptables. Su último juego sería puzzle fighter un juego de competitivo que te permitía “luchar” con personajes de las franquicias de Capcom para vencer a otros jugadores con piezas de rompecabezas.

Aún puedes ver el comunicado oficial de Capcom en su página siguiendo este enlace. Allí podrás ver cómo afirman que está considerando la reubicación de sus recursos, en referencia a Capcom Vancouver, para “poder seguir ofreciendo contenido de clase mundial”.

El comunicado termina hablando del buen año de Capcon en otros aspectos y de cómo los malos resultados en Canadá no afectarán al reporte que ya tenían estimado para este año fiscal. También mencionan que el lanzamiento del Blockbuster Monster Hunter World ha tenido mucho éxito en Steam, excediendo las expectativas de la compañía en esta plataforma. Recordemos que el mencionado juego ya habia tenido mucho éxito en PlayStation 4 y Xbox One. Capcom cierra su comunicado llamando a la calma en cierta manera y pidiendo que sus preguntas sean enviadas a su departamento de relaciones públicas.

Escribir un comentario