Cuando de fanáticos se trata podemos esperar casi cualquier cosa, desde cosplays (disfraces) y hasta armas. Pero Bryant Havercamp fue más allá de los límites, recreando todo un modelo del camión de Halo (Warthog) y se tardó nada menos que cinco años en terminar su proyecto.

Bryant documentó todo el proceso y lo compiló en el siguiente video:

Siendo un fanático desde el 2003, Bryant, quien es un técnico de teléfono de Michigan, construyó todo el vehículo por sí mismo, usando la carcasa de un Chevy K10 de 1984 y a partir de esa base le fue añadiendo todos los detalles, que confeccionó personalmente.

El vehículo, además de estar reforzado en acero, posee partes construidas y diseñadas con una impresora 3D y todos los modelos fueron tomados del propio juego Halo.

Por supuesto, este proyecto no fue nada fácil, sin dejar de mencionar que el costo de los materiales asciende los $10 u 11 mil dólares. Aún así, Byant asegura que podría llegar a venderse por unos $100.000 dólares, de atenerle al fanático más indicado.

Cabe destacar que un caso similar ocurrió en el 2012, cuando Microsoft le encargó a una comisión la construcción de una réplica del Warthog, la cual fue exhibida en eventos, como el E3 y hasta en el Comic Con.

Escribir un comentario