THQ Nordic no ha parado de traer grandes licencias del pasado a su colección para crear grandes proyectos a futuro, siendo el caso el anuncio realizado el día de hoy a través de su cuenta de Twitter.

En el comunicado expresan que han adquirido las propiedades intelectuales de las series Alone in the Dark y Act of War, ambas adquisiciones realizadas a la compañía Atari, quien fuera la otrora Infogrames.

Alone in the Dark es un juego de Survival Horror creado en 1992 que sentó bases fundamentales para el género que sucesores como Clock Tower (1995) y posteriormente Resident Evil (1996) y Silent Hill (1999) llevaron a perfeccionar y convertirlo en un gran éxito para el mercado.

Alone in the Dark destaca más por su énfasis en la exploración y la resolución de acertijos que por sus enfrentamientos con las fuerzas oscuras que nos atacan dentro del juego. Rodeado de una atmósfera tensa y terrible que pretende causar tensión a cada paso que se da es sin lugar a dudas el gran legado de esta saga.

Se filtra un tráiler de Darksiders: Warmastered Edition para Nintendo Switch

Act of War, por su parte, es un juego de estrategia en tiempo real creado en 2005 que narra la historia de un futuro distopico en el que la escasez de combustible fósil ha creado un numero de actos terroristas generados por una organización llamada el Consorcio con la intención de destruir a compañías energéticas para obtener el monopolio de la energía e impulsar una carrera armamentística.

Este juego esta basado en la obra literaria de Dale Brown, un ex piloto de la Fuerza Aérea de Estados Unidos reconocido por sus obras de terror y tecnología. El gameplay es bastante dinámico y las escenas entre partidas son realizadas por actores profesionales como si de una película se tratara.

Estos juegos se unen a Kingdoms of Amalur y a TimeSplitters como las nuevas joyas que THQ Nordic pretende volver a pulir para las futuras generaciones de jugadores.