La Dirección General de Competencia, Asuntos del Consumidor y Control del Fraude (DGCCRF) francesa ha multado a Ubisoft y a Valve por una suma de €180.000 y €147.000 (Fuente: NoFrag) respectivamente por romper las leyes francesas respecto a la devolución de productos.

Al parecer, el mundo digital avanza demasiado rápido como para que las leyes intenten alcanzarlo y regularlo adecuadamente. No obstante, eso no quiere decir que no lo intenten. El artículo L221-18 del código del consumidor francés nos deja claro que cualquier consumidor “debe tener 14 días enteros para ejercer su derecho a devolución”.

Ubisoft recibe una mayor multa porque Uplay en sus políticas afirma que no acepta devoluciones de ningún tipo en sus productos o servicios. Por su parte, Valve sí cumple las leyes francesas en parte porque permite la devolución de sus juegos en la franja de tiempo deseada, pero con el detalle de que debes haber jugado menos de dos horas.

Claramente las multas no son mucho para estas empresas, sin embargo es un comienzo para intentar ajustar políticas abusivas a la ley. Además tanto los usuarios de Uplay como los Steam verán al abrir sus servicios algo como esto. Ya que la ley francesa dice que en el caso de no cambiar sus políticas, el consumidor debe ser informado de que no podrá pedir devolución en sus productos.

Esperemos que esto llame también la atención de las empresas de videojuegos y que la industria cambie desde sus raíces, ya que podemos entender como jugadores porque Valve pone como condición para la devolución que el jugador solo haya jugado 2 horas o menos. Y es que sabemos que si el límite fuera mayor, se podría abusar de la política jugando todos los juegos (o la mayoría) de forma gratuita. Habrá que ver si las leyes se siguen adaptando al mundo digital y si los juegos lo hacen a su vez.

Escribir un comentario