Hiroyuki Oda, Vice Presidente de Sony Interactive Entertainment, declaró en una entrevista para Famitsu que la compañía cesará la producción de su PlayStation Vita el próximo año.

Después el anuncio del día de ayer de la PlayStation Classic, Oda respondió a las dudas sobre el futuro de la Vita tras el anuncio el pasado mes de marzo en que se dejarían de producir juegos para la portátil de Sony.

Oda considera que a pesar del éxito de la consola en Japón, no tienen considerada una nueva consola como sucesora de la PS Vita, lo que pudiera ser el final de los sistemas portátiles de Sony.

Esto contrasta con la opinión del pasado mes de junio de parte de Shawn Layden, CEO de Sony Interactive Entertainment en América, donde consideraba que la PS Vita aun era una consola con potencial.

“Vita es aún una plataforma viable, principalmente en Japón y en el resto del mercado asiático, aun tenemos desarrolladores trabajando en esta plataforma, aunque no podemos definir porque no tuvimos éxito en Europa o América, pero hemos decidido detener la producción en esos mercados.”

PlayStation Vita nunca tuvo el gran éxito de las consolas portátiles de su rival Nintendo y su 3DS, e incluso el de su predecesora, la PlayStation Portable. Vendiendo tan solo 16 millones de unidades desde su lanzamiento en 2011 (a diferencia de las 80 millones de unidades de la PSP en toda su vida útil).

Sin embargo, logró crear una afición muy ecléctica y fiel sobre todo por su acceso a juegos independientes desde el año 2013, en lo que se puede considerar un sistema adelantado a su tiempo al ver como Microsoft y Nintendo han ofrecido a sus usuarios plataformas para adquirir juegos independientes.

Podemos estar viendo el final de una era en el mundo de las consolas si Sony definitivamente decide retirarse del mercado de las consolas portátiles, dejando solo a Nintendo como la única compañía en ese mercado. Por otro lado, las portátiles han visto su existencia drásticamente reducida con el crecimiento constante de los juegos para móviles.