El día de ayer, Blizzard anunció en sus redes sociales una promoción para celebrar el Talk Like a Pirate Day de World of Warcraft, donde mostraron la nueva montura de asiento múltiple The Dreadwake (el Medrana en español).

The Dreadwake es un barco pirata volador que viene perfecto para la temática naval de la actual expansión Battle for Azeroth, pudiendo flotar con magia similar a la que se pudo ver en la cinemática de la Batalla de Lordaeron cuando Jaina Proudmoore hizo su aparición (y que se pudo ver también en el corto de Warbringers).

Esta montura es a grandes rasgos una re-diseño de la montura promocional del pasado Blizzcon, el Cazacielos de Ventormenta, aunque sinceramente no tan detallado. La promoción también a la mascota de combate Cap’n Crackers, el perico pirata.

Pero el punto principal de esta promoción es la compra de 6 meses de tiempo de juego, oferta que llega en un momento de alta tensión en la comunidad de jugadores de World of Warcraft con respecto a la nueva expansión.

Tras su lanzamiento el día 14 de agosto, las expectativas se encontraban muy altas y el apartado estético ha cumplido ciertamente con satisfacerlas, pero han sido reportados muchos inconvenientes con varias de las características de la expansión.

Comenzando con el nuevo sistema de artefactos y la recolección de Azerita (el material que reemplaza a los puntos de Artefacto de Legión) que ha sido criticado por su lentitud en su progreso y, a diferencia de los atributos de los Artefactos en Legión, no proporciona beneficios sustanciales para el personaje.

Las Misiones de Mundo y la implementación de los Frentes de Guerra han sido criticados por su falta de recompensas de importancia, convirtiéndolas en un largo y tedioso proceso para poder avanzar el nivel de equipamiento del personaje.

En una transmisión realizada el pasado 18 de septiembre, Ion Hazzikostas, Director de World of Warcraft y principal responsable de Battle for Azeroth, realizó una transmisión en vivo en donde anunció los detalles del próximo parche del juego, que lejos de calmar las aguas de los aficionados, causaron muchas más dudas.

En este clima, esta promoción se encuentra muy criticada por llegar en mal momento, al considerarse que esperan comprar tiempo para poder implementar modificaciones sin la presión de que ocurra una reducción de suscriptores activos por no recibir un contenido que los satisfaga.