Tras la positiva reacción que recibió Devil May Cry 5 en su tráiler de lanzamiento de parte de los aficionados y la crítica, parece haberse revertido la suerte de este estreno al divulgarse la información de que tendrá los siempre controversiales micropagos.

En un reporte del portal Gamespot, se reveló que el juego incluiría la posibilidad de comprar orbes rojos a cambio de dinero real para poder fortalecer las habilidades de los personajes. Esta información fue confirmada por Capcom en un comunicado, en donde explicaron que se trataba de una característica opcional.

“Al igual que en pasadas ediciones de Devil May Cry, los orbes rojos servirán para obtener mejoras para las armas y desbloquear habilidades más poderosas, así como para recuperar por completo a un personaje que haya caído”, dice el comunicado. “Adicionalmente, los jugadores tendrán la opción de comprar más orbes para mejoras más rápidas y mayores continuaciones. Esto es completamente opcional porque el juego está perfectamente balanceado para proveer orbes rojos sin necesidad de hacer la compra. Esto permitirá a los usuarios obtener los orbes rojos al ritmo que ellos decidan.”

En la demo de Devil May Cry 5 se pudo ver que los orbes rojos se obtienen con relativa facilidad al atacar y destruir demonios o romper cristales rojos para recibir una bonificación de esta moneda interna del juego, sin embargo aún se desconocen las sumas que estas mejoras llegaran a requerir para ejecutar las mejoras al personaje o el revitalizar a un compañero.

La presencia de estas microtransacciones ha creado la sensación exactamente opuesta a la que Capcom insiste no haber generado en su comunicado, puesto que esta característica perturba el balance del juego de manera irrevocable. La excusa constante de que se trata de una característica opcional y que nadie obliga a los jugadores a tomar esta opción no es consonante con la idea de crear un juego balanceado en donde el progreso ocurre de manera orgánica en lugar de pagar para ganar.

Escribir un comentario