Tras haber recibido varias quejas durante el día en varios de sus juegos, la cuenta oficial de Twitter de Ubisoft ha confirmado que se encuentran recibiendo una serie de ataques DDoS el día de hoy, afectando la conectividad de los usuarios en los servidores de la compañía.

En el comunicado, Ubisoft ha insistido que se encuentran trabajando en resolver el problema a la brevedad posible. Similarmente, los servidores de oficiales de Norteamérica y Europa de Final Fantasy XIV han comunicado haber recibido ataques de este tipo en las últimas horas, lo que ha llevado a desconectarlos temporalmente mientras reparan este inconveniente.

Por los momentos Square Enix no ha emitido ningún comunicado concerniente a este asunto, dejando los reportes en manos de la cuenta oficial de Final Fantasy XIV, aunque también se debe a que ningún otro juego de la compañía está sufriendo estos ataques. Por el lado de Ubisoft, la comunidad de Rainbow Six Siege es la que ha resultado más afectada.

Los aficionados del popular FPS en línea se lanzaron a las redes sociales para protestar la situación, llevando a la respuesta “Estamos trabajando muy duro en ello, les informaremos cuando podamos resolver este asunto”. También se ha reportado un gran descontento por parte de los usuarios de Assassin’s Creed: Odyssey, que ni siquiera pueden acceder al juego en línea por problemas de conectividad.

Para los que no estén enterados, un ataque DDoS (siglas para Distributed Denial of Service) es un ataque malicioso que se le realiza a un servidor con intención de sobrecargarlo de tal manera que afecte negativamente la experiencia de los usuarios que se encuentren conectados en el momento. Generalmente se realiza a través de bots que desde múltiples puntos generan un flujo de información dirigido a un solo punto, sobrecargándolo.

Aún no se tiene una hora prevista para la resolución de este problema, pero esperemos que Ubisoft pueda resolverlo de manera pronta y eficiente.

Escribir un comentario