En lo que expertos y aficionados en general consideraron la mejor partida de todo lo que va del evento máximo de League of Legends, el equipo G2 eSports eliminó a Infinity eSports al ganar el duelo de segunda ronda tres partidas a una.

A diferencia de las partidas del día sábado, que fueron un festival de errores entre Cloud9 y Gambit y una completa dominación de EDG sobre DetonatioN, el duelo de domingo entre G2 e Infinity fue una bocanada de aire fresco.

El cuatro veces campeón europeo G2 eSports había logrado superar un mal inicio en el torneo para terminar alzándose con el primer lugar de su grupo y lucía favorito a los ojos de muchos más por su reputación que por su desempeño. Infinity, por su parte, había logrado la gran sorpresa de todo el mundial al batir a un favorito como EGD y ganar convincentemente su clasificación ante Dire Wolves.

Infinity era el segundo lugar que nadie quería enfrentar, y el equipo de origen español lo sabía, por lo que ambos conjuntos salieron a dar la batalla que dejó a todos con la boca abierta y una gran sensación de felicidad.

El primer encuentro fue para el campeón de Latinoamérica Norte, que logró romper el balance de una partida extraordinariamente igualada. Aunque teniendo su cuota de errores para cada lado se podían observar que ambos equipos se movían estratégicamente y no dejaban nada al azar.

G2 remontó la serie al ganar consecutivamente las dos siguientes partidas de manera similar, confiando en los desempeños extraordinarios de los jugadores Wunder y Hjarnan, que cargaron al equipo en los momentos de apremio.

Infinity mantuvo su identidad y su juego en conjunto sólido, provocando y forzando peleas grupales en las que G2 tenía que retroceder y replantear su estrategia, pero a la hora de tomar la ofensiva hacia las estructuras, era cuando G2 tomaba control y evitaba que Infinity sacara gran ventaja.

La cuarta partida es un tributo a lo emocionantes que pueden ser los eSports si los jugadores están motivados y son capaces de transmitir esa misma emoción al público. Infinity corrigió todos los fallos de las partidas pasadas y dejó a G2 al borde de la derrota.

Pero al borde no es suficiente y tras reagruparse y conseguir una bonificación de Barón en el momento mas necesario, G2 logró batir a Infinity definitivamente y ganar su clasificación a la ronda final.

Infinity eSports vuelve a casa, pero debe tener la frente en alto, su desempeño no debe quedar archivado como muchos en redes señalan que “Latinoamérica pierde como siempre” porque estamos hablando de un paso en la dirección correcta para el futuro de los eSports en la región.

Escribir un comentario