La publicación del primer volumen ‘Batman: Damned’ (estrenada el pasado 19 de septiembre) trajo una masiva cantidad de atención de los medios y redes sociales, lo que ha llevado a los editores de la nueva DC Black Label a ser más considerados sobre los contenidos que publicarán próximamente.

Unas de las iniciativas más recientes de DC, Black Label (fundada en marzo del 2018), se fundamenta en el principio de juntar a los artistas y productores más brillantes de la firma, a fin de crear una especie de marca élite de nuevos títulos, con dibujos e historias extraordinarias.

Pero la última escena del primer tomo de Batman: Damned, en la que se mostraban las partes íntimas del superhéroe, dejó una impresión algo negativa en los medios; pese a que la marca Black Label debería tener un contenido más adulto que otras producciones de DC.

En conversaciones con los publicistas Jim Lee y Dan DiDio, señalaron que:

Creo que tomamos algunas decisiones después de que se publicara y hubo algunos errores de producción que llevaron a que el libro se publicara de la forma en que fue hecho, que terminó siendo una gran historia. Pero, afortunadamente, la gente estaba muy satisfecha con la historia y el contenido, el hermoso arte y la historia que Brian [Azzarello] y Lee [Bermejo] habían creado con los lectores.

DiDio también agregó que “lamentaban que esto hubiese sucedido”; sin embargo, a pesar de las controversias, la línea de producción de Black Label parece estar yendo en el rumbo deseado. Incluso anunciaron que piensan reimprimir algunos clásicos de antaño, pero bajo la nueva marca.

Cabe destacar que algunos de esos títulos que piensan reimprimir ya fueron anunciados el pasado junio, e incluyen a Batman: Year One de Frank Miller y David Mazzucchelli, a DC: The New Frontier de Darwyn Cooke, así como Batman: White Knight de Sean Murphy.

Escribir un comentario