John Carmack es un nombre muy conocido dentro del mundo de la VR por Oculus. El día de hoy se conoció que Carmack finalizó la batalla legal que mantenía con su ex-empleador, ZeniMax. La batalla legal entre ambas partes, John Carmack y ZeniMax por fin ha finalizado. Carmack publicó vía Twitter que sus disputas legales personales habían terminado y ZeniMax había satisfecho plenamente sus obligaciones con él”. Es por eso que la demanda y contra demanda ha sido retirada. Lo que si continúa en la corte es la batalla entre Oculus y ZeniMax.

Todo comenzó cuando el gigante ZeniMax compró ID Software, empresa en la que Carmack aún estaba trabajando. En el año 2012, Carmack conoció a Palmer Luckey, quien se encontraba trabajando en una versión de los auriculares Oculus Rift VR. A partir de 2013, Carmack dejaría ID Software para convertirse en líder de Oculus. Con él, la industria de la VR se ha visto impulsado notablemente en los últimos años.

Origen de la demanda

Cuando Facebook adquirió Oculus por una alta cantidad de dinero, ZeniMax se puso en contacto con la red social. Los abogados alegaron que Oculus estaba utilizando inadecuadamente parte de la tecnología de ZeniMax, desarrollada por Carmack. Ante esto, Carmack también fue acusado de haber robado secretos de ZeniMax después de haber robado archivos de la empresa. El caso judicial determinó que si bien Oculus le debía dinero a ZeniMax,no eran las cifras que él argumentaba. Se determinó que Carmack y otras figuras de Oculus eran inocentes de la acusación de robar secretos.

Luego de esto, Carmack fue el demandante y procedió contra ZeniMax por 22,5 millones de dolares. Oculus se encuentra peleando por sus propios intereses, tratando de mediar para no pagar los 500 millones de dolares. Se especula que Carmack recibió una buena cantidad que permitió acabar con el asunto legal.