El streamer más famoso del internet, Ninja Blevins –con más de 10 millones de seguidores en Twitch–, visitó el set del show de Ellen DeGeneres para mostrar su talento en una partida educativa de ‘Fortnite’, en lo que fue el primer contacto de la animadora con el battle royale del momento.

Para Ellen DeGeneres los videojuegos son una industria poco explorada pues no es algo que le interese particularmente. Sin embargo, la conductora siempre busca mostrar en su programa a personas con historias geniales que también inspiren a mucha gente y pues, Blevins se ha convertido en un icono de la industria de los videojuegos por el éxito que ha obtenido a lo largo de estos últimos años.

En un video de diez minutos vemos la brecha generacional entre Blevins y DeGeneres, quien trata de encontrarle sentido al videojuego, y en consecuencia, a moverse en el gran mapa de la sexta temporada.

Un deportista profesional

Para nadie es un secreto que Ninja gana muchísimo dinero por sus transmisiones de ‘Fortnite’, de hecho, Ellen le preguntó sobre la cantidad de dinero que había hecho en esos casi diez minutos que jugaron y Blevins calculó que como unos 5 dólares, aproximadamente.

Ellen reconoció que pasar tanto tiempo sentado puede llegar a perjudicar la salud y le preguntó a Ninja si pasaba tantas horas jugando sentado, y aunque sí pasa un buen rato jugando sentado, Blevins comentó que tiene un escritorio especial para jugar de pie, precisamente para no maltratar su circulación.

Aunque muchas personas aún puedan pensar que Blevins en un simple gamer, la verdad es que el streamer es un jugador de eSports profesional que es considerado dentro del mundo de los deportes como cualquier otro deportista de renombre.

En septiembre, el streamer fue el primer gamer profesional en aparecer en la portada de la prestigiosa revista de ESPN, compartiendo una lista de nombres como LeBron James, Serena Williams, Muhammad Ali y Stephen Curry.

Aunque Ellen dijo no haber aprendido nada del juego, admitió estarse “divirtiendo y no estoy haciendo absolutamente nada”, mientras su personaje se movía por el mapa lanzando hachazos a su paso, a lo que Blevins expresó: “esa es la belleza del juego”.

Escribir un comentario