El conjunto europeo Vitality ha quedado eliminado de la fase de grupos de la gran cita mundial de League of Legends, con un récord final de tres victorias y tres derrotas.

Pero el gran logro de Vitality ha sido ser quien eliminara a la escuadra de Gen.G, vigente campeón del mundial y poner entredicho el reinado de los conjuntos de Corea del Sur y su aparentemente indiscutible propiedad de la Copa del Invocador.

El equipo de origen francés no salió beneficiado en el sorteo de la fase de grupos, recibiendo no solo al campeón Gen.G, sino además al poderoso conjunto chino Royal Never Give Up que se fue convirtiendo en un favorito para destronar a los coreanos al mostrar un desempeño de primer nivel.

Junto con ellos llegó al grupo el también poderoso Cloud9, la escuadra de Estados Unidos que alcanzó su mejor nivel en la segunda ronda de clasificación y que lucían en gran forma para clasificar mas allá de la fase de grupos o al menos disputar un puesto ante los gigantes asiáticos.

Pero nadie pudo prever que Gen.G tendría uno de los desempeños mas lamentables que se recuerden de un campeón de League of Legends y que sería Vitality quien diera comienzo a la espiral descendente del equipo coreano.

Vitality venció a Gen.G sorprendiendo a todos, y en sus siguientes enfrentamientos con Cloud9 y RNG salió derrotado, pero sin lucir inferior ante sus competidores, saliendo con récord de 1-2 en la primera vuelta del grupo de la muerte no es poca cosa.

Para la segunda vuelta Team Vitality mostró sin duda su mejor desempeño en la competición y uno de los mejores que se hayan visto en una ronda de grupos del mundial. Aunque no pudieron vencer a Cloud9 en una igualada contienda, Vitality se dio el gran lujo de eliminar a los poderosos campeones vigentes al endosar la derrota decisiva a Gen G.

Luego lograron hacer algo aun mas destacado al romper el invicto de Royal Never Give Up para despedirse del mundial con la frente en alto. Vitality se despide con honor.

Escribir un comentario