Mesut Özil, un conocido futbolista, lleva un par de días transmitiendo sus partidas de Fortnite en su canal oficial de Twitch. Aunque ya sabemos que el juego de Epic Games es un fenómeno mundial, lo normal es que las celebridades no compartan nada de sus gustos más allá de un tweet y esto luego de un análisis de marketing cuidadoso.

En este caso llama la atención porque parece que Mesut está haciendo esto simplemente por diversión y no como un arma publicitaria. Lleva un par de días jugando en su canal oficial de Twitch y recibiendo donaciones como cualquier otro streamer.

Özil no necesita un posible dinero que venga del streaming de contenido, juega en el Arsenal uno de los equipos históricos de Inglaterra, en una de las ligas más saneadas económicamente hablando, además anteriormente jugaba para el Real Madrid y hasta hace poco recibía regalías por jugar en la selección alemana. Entonces queda claro que jugar y mostrarse es una de sus aficiones y, quién sabe, podría dedicarse a ello una vez acabe su carrera de futbolista que no suelen durar más de 15 años.

Si te interesa ver una pequeña prueba, sigue este enlace para ver unos segundos de su partida. Aquí tienes otro, por si te pareció poco.

Según los que lo han visto jugar, sus dotes en el campo no se alejan mucho de sus dotes con un control en las manos. Veremos cómo resulta está afición para Mesut Özil y si sigue haciéndolo con el tiempo ya que, sabiendo lo mediático que es el fútbol, es difícil imaginar que no haya una consecuencia de sus constantes partidas online y que no haya críticas de parte de los aficionados del Arsenal. De cualquier manera nos alegra que se vayan normalizando cada vez más estos gustos y que no haya connotación de vergüenza en este tipo de noticias. Pueden seguir a Özil en su canal oficial de Twitch si disfrutan viendo construcción y tiroteos de la mano de Epic Games.