En un momento histórico en el mundo de los eSports, un joven de 16 años llamado Joseph Saelee destronó al siete veces campeón mundial de Tetris Jonas Neubauer para alzarse con el título de la máxima competición de este juego.

Si bien Tetris ha tenido una presencia permanente en casi todas las plataformas de los últimos años, así como en los dispositivos móviles de última generación, en su versión competitiva se trata de la versión clásica mas común que se pueda encontrar de este histórico título.

La competencia global de Tetris se da en nada menos que en la versión original para NES, que ha existido el doble de tiempo que la edad del joven Saelee.

La diferencia entre Joseph Saelee y sus rivales era bastante notorias en este juego, al ser Tetris un juego retro cuyas características pudieran no ser del todo atractivas para un jugador de la actualidad, incluso en el caso de una competición de gran nivel.

Sin embargo, tal vez sea ese el verdadero secreto de su éxito. Saelee no juega como la gran mayoría de quienes juegan Tetris, es lo que llaman un happy tapper, un jugador que prefiere presionar repetidamente los botones en lugar de dejarlo presionado para rotar las piezas como la mayoría.

En esta edición del evento, se esperaba que Neubauer repitiera por octava vez sin ningún tipo de objeciones, pero, con una decisiva victoria de tres partidas contra cero, el prodigio Sealee acabó con toda autoridad como campeón.

En su derrota, Neubauer dejó nada mas que halagos para el nuevo campeón, diciendo “el chico jugó con todo el corazón, el mejor nivel en Tetris que jamás había visto. Tiene la habilidad natural y la dejado fluir en todo el torneo. Es todo un honor pasar la antorcha a una generación de jugadores más jóvenes.”

Escribir un comentario