De seguro muchos querríamos haber tenido Nintendo Labo en nuestras escuelas para aprender de manera más divertida. Nintendo es consciente del potencial educativo de los kits Labo y por ello realizó una alianza con la organización Institute of Play para llevar esta experiencia a más de 100 escuelas en Estados Unidos.

Reggie Fils-Aimé, el presidente de Nintendo de América, expresó que el objetivo de la compañía es “alcanzar tantos educadores potenciales como estudiantes potenciales como sea posible”. La meta es alcanzar los dos mil estudiantes con el programa. Por parte de Institute of Play, la institución facilitará una guía a los educadores que deseen integrar Nintendo Labo a su plan educativo.

Arana Shapiro, codirectora ejecutiva de Institute of Play, destacó que están creando una guía para educadores que contenga muchos ejemplos que les permita a los maestros utilizar los kits de Labo en cualquier ocasión en sus clases. “También estamos tratando de darles suficiente soporte y estructura para que los maestros puedan ser inventivos con las maneras en las que puedan integrar Labo en sus salones de clases”, agregó Shapiro.

Un proyecto piloto

Según reporta el sitio The Verge, el proyecto se encuentra actualmente en fase piloto y ya se ha integrado en 11 escuelas en Nueva York y de acuerdo con Shapiro, los alumnos han estado bastante involucrados con el proyecto. Sin embargo, añade que los adultos aún se mantienen escépticos pero interesados por saber cómo se puede continuar el programa una vez que se termine.

Versatilidad de Nintendo Labo

Los kits de cartón de Nintendo Labo permiten crear una infinidad de juegos emparejados con Nintendo Switch para darles vida. Existen varios kits que contienen accesorios como un piano, un auto a control remoto, una moto y algunas piezas con detección de movimiento.

“Pienso que lo más especial sobre Labo es la disposición por probar cosas”, dice Shapiro. Y entre un mundo de posibilidades en el que las personas son los propios creadores de sus juegos, claro que la gente querrá llegar hasta el final para ver los resultados.

Según The Verge, con Nintendo Labo, los niños han aprendido “nuevas técnicas para resolver problemas, han entendido cómo funcionan algunas tecnologías e incluso han comprendido algunos conceptos básicos de programación”.

Esperemos que este programa se pueda expandir a más países en todo el mundo. Actualmente existe una versión canadiense que se está desarrollando bajo alianza entre Nintendo y la organización educativa Actua.

Escribir un comentario