BlizzCon 2018 nos ha dado la oportunidad de probar de manera remota uno de sus proyectos más controvertidos de los últimos años, World of Warcraft Classic. Ahora podrás ver nuestras impresiones y los detalles de este genial remake.

Si dispones del boleto virtual de BlizzCon podrás jugarlo, teniendo en mente de que juegas con un límite de 60 minutos por prueba y un descanso de 90 minutos por cada cuenta, en la que tu personaje de prueba será borrado y deberás empezar de cero tu aventura.

Experiencia retro

Comenzamos en los Páramos de Poniente para la Alianza y los Baldíos para la Horda, una etapa secundaria para nuestros personajes tras sus zonas de inicio y sin poder viajar a ninguna otra parte, sin embargo, disponemos de un espacio amplio para explorar y criaturas en el área para enfrentar y cumplir misiones del juego clásico que han cambiado en el juego actual.

Al inicio podremos ver a las ocho razas disponibles para elegir, con los Humanos, Elfos de la Noche, Enanos y Gnomos para la Alianza, y con la Horda representada por los Orcos, Tauren, Trolls y No-Muertos.

El primer impacto para cualquier jugador actual de WOW serán los gráficos. Resulta fantástico ver lo mucho que se ha avanzado en ese respecto en la actualidad cuando se ven de nuevo las apariencias de aquellos.

Esto puede significar algo positivo para aquellos que aman el estilo retro de este juego, pero para mi esto fue bastante incomodo, específicamente al ver las mecánicas de los personajes que se sienten pesadas y de menor valor.

Quizá su mayor valor positivo ha sido la búsqueda de rescatar el estilo de juego de antaño, en el cual se requería de una mayor cooperación entre los jugadores para poder avanzar dentro del juego, incluso en las misiones más sencillas se requiere.

Nada más al entrar encontrarás mensajes en el chat general en los que piden a que jugadores se unan en un grupo para atacar a grandes grupos de monstruos o mas de una vez una invitación a duelo en contra de otro jugador. Esto era algo común en las versiones más antiguas de World of Warcraft, y que en Classic parecen haber resucitado.

Veredicto

Con los límites de tiempo y de contenido que nos ha presentado Blizzard, no me es posible expandir mas mi explicación de este juego, pero estoy convencido que esta experiencia puede ser exactamente lo que muchos jugadores habrían deseado.

Pero ante esto me parece pertinente preguntar, ¿era realmente esto lo que querían? World of Warcraft Classic es un remake bastante exacto del juego que nos enamoró a todos sus fans hace casi 15 años, y eso es parte del problema.

Classic es un juego anticuado, el crecimiento es lento y el nivel de detalle no resulta precisamente halagador para audiencias actuales. Sin embargo, este título ha sido exigido prácticamente por los fans del juego clásico, un grupo muy vocal y con posiciones muy agresivas hacia la dirección que la versión actual de World of Warcraft ha tenido.

Son estos fans los que deben estar contentos con este lanzamiento y los que seguramente se beneficiaran del mismo, pero es muy posible que World of Warcraft Classic no sea un éxito de audiencias como lo fue hace 14 años.

Cargando...