El trono finalmente ha cambiado de lugar y ahora la poderosa escuadra china Invictus Gaming se ha alzado con la Copa del Invocador y el título de campeón mundial de League of Legends del año 2018.

Con una imponente victoria sobre Fnatic por tres partidas a cero, Invictus Gaming cerró con broche de oro una de las temporadas mas refrescantes e inusuales de League of Legends en más de cinco años.

Este mundial tendrá un lugar especial en el recuerdo de muchísimos aficionados por las historias vivídas y los logros que muchas escuadras no pensaron que alcanzarían. Desde la vibrante clasificación de los latinos de Infinity eSports, pasando por el gran retorno de G2 desde lo más bajo hasta un paso de la gran final.

Destaca de mayor manera la caída de los gigantes coreanos en rondas muy tempranas del torneo, incluyendo al vigente campeón Gen.G, quien se despidió con un desastroso récord de cinco derrotas y apenas un triunfo.

Pero pensar que al caer los grandes conjuntos de Corea veríamos un mundial de equipos chicos es un grave error, al presentarse en semifinales conjuntos de gran desempeño en el torneo como Cloud9 de Estados Unidos, Fnatic y G2 de Europa y finalmente los poderosos chinos de Invictus Gaming.

Sembrados directamente en la fase de grupos del mundial, el conjunto de Invictus comenzó su andar en el grupo D del evento junto con los equipos 100 Thieves, G-Rex y sus futuros rivales de Fnatic, avanzando a la ronda de eliminación directa al perder un desempate con los multicampeones europeos.

A partir de ahí no vieron atrás, derrotando a los coreanos de KT Rolster en cuartos de final e imponiéndose por barrida al esforzado equipo de G2, que quedó completamente desarmado por Invictus en tres partidas.

Una final que representaba una revancha en todos los sentidos, ambos habían dividido honores en la fase de grupos y los europeos los vencieron en el desempate de la fase de grupos. Pero Invictus finalmente honraría su nombre y haría pedazos por completo a Fnatic en tres partidas para terminar de asaltar el trono que los coreanos habían abandonado y llevarlo a China.

La temporada competitiva de 2018 llega a su fin con un nuevo campeón para League of Legends y un posible cambio para el status quo de los Esports en el horizonte, pero habrá que esperar para ver que nos depara 2019.

Cargando...