Es un hecho, una realidad y hasta un meme decir que los juegos competitivos, en especial StarCraft II, le pertenecen de manera unilateral a Corea del Sur, pero sin duda 2018 ha sido el año en el que se ha comenzado a romper con esa hegemonía.

En la BlizzCon del pasado fin de semana fuimos testigos de una gran serie de torneos de altísima competencia para coronar a los mejores exponentes de los grandes videojuegos de está compañía, siendo StarCraft II uno de los campeonatos mas longevos y prestigiosos que se conocen.

Este año la competición pasará a la historia al coronar como campeón indiscutible del torneo al joven jugador finlandés Joona Sotala, conocido en el mundo como Serral, un jugador especializado en los Zerg, quien comenzó a dominar la escena europea en los últimos años.

Lo apodaron el “Fenómeno Finlandés” y firmó un contrato profesional con la organización Ence eSports en el año 2016 cuando cumplió los 18 años, donde su progreso fue avasallante y sostenido hasta llegar a 2018, el año que cambiaría su vida para siempre.

Serral devastó los récords conocidos hasta el momento no solo en Europa sino en todo el globo, convirtiéndose en el primer jugador en ganar todos y cada uno de los torneos oficiales en los que había participado.

Leipzig, Alemania; Austin, Texas en Estados Unidos; Valencia, España; Seúl, Corea del Sur y finalmente Montreal, Canadá fueron las ciudades conquistadas por el Fenomeno en 2018, dejando solo la joya de la corona, Anaheim, California; BlizzCon 2018.

Serral dominaría la fase de grupos del evento sin despeinarse y llegaría con la misma confianza a la ronda de eliminación, superando de manera inapelable con su armada de Zergs a quien se le pusiera en frente.

La última esperanza de que la presea máxima volviera a Corea del Sur quedaba en manos de Kim Dae-Yeob, alias Stats, que había venido de menos a más en el torneo y hacía lucir por primera vez que el trono se quedaba lejos de su nación acostumbrada.

Stats dio una gran batalla, pero la ventaja de Serral no era accidental, sino el producto final de un año perfecto para un competidor dedicado en un mundo cada vez más globalizado. Ya simplemente no es lo mismo que era antes en muchos juegos. Los Esports se sienten cada vez más globales.

Cargando...