Un duelo fantástico había sido anunciado como uno de los eventos estelares de Esports para BlizzCon 2018, en donde los campeones de las dos ligas profesionales de StarCraft: Remastered de Corea del Sur se verían las caras en un duelo de exhibición.

Jung Yoon, conocido como Rain, es el vigente campeón de la Afreeca StarLeague, competición que se mantiene férrea en mantener el primer StarCraft como su juego representativo y que se mantiene como una de las competiciones de Esports más importantes de Corea.

Representando a la Korea StarCraft League se encontraba Last, de nombre real Kim Sung Hyun, es el primer campeón de esta competición, enfocada eminentemente en StarCraft: Remastered y en lo mucho que este título ha revitalizado el juego más representativo de esta nación.

Sin embargo, ambos jugadores han tenido una gran experiencia profesional en StarCraft, al haber debutado en la temporada 2008-2009, donde Rain demostró su calidad como Protoss y Last con los Terran pero nunca lograron el reconocimiento global hasta ahora.

BlizzCon 2018 ofreció este magnifico duelo de campeones justo en la celebración del aniversario numero 20 de la franquicia StarCraft, como el evento estelar de la noche tras el final de la primera jornada de las finales de la StarCraft II World Championship Series.

En lucha pautada al mejor de cinco partidas, Rain atacó pronto y su iniciativa rendiría dividendos al aplastar rápidamente la fuente de ingresos de Last y encajonándolo en su base para llevarse la primera partida.

Last no se iba a quedar atrás y respondería con furia en el segundo encuentro, con sus tanques aplastando todo a su paso y sin oportunidad de que Rain pudiera hacer nada para evitar que sus tropas fueran demolidas.

El tercer mapa fue sin duda el mas reñido de toda la competición, con ambos campeones repartiéndose el dominio entre ellos, con Last siendo superado en cada movida por Rain, pero sobreviviendo a cada embestida y respondiendo con ataques de todo o nada para poder salvarse, cosa que no pudo lograr.

El mapa final fue la isla, lo que normalmente te lleva a improvisar estrategias y a buscar sorprender al rival, cosa que Last se vio imposibilitado de hacer con el juego refinado de Rain, que rápidamente pondría fin a la serie de campeones de StarCraft y le dio el título a la ASL.

El triunfo sin duda se sintió como una reivindicación para Rain, que durante varios intentos nunca logró levantar preseas globales y que desde 2015 no había asistido siquiera a BlizzCon a competir.

Sin poder borrar su sonrisa del rostro declaró que era fantástico que Brood War (como llaman a StarCraft en Corea) era su juego favorito y que era genial que en occidente aun hubiera fans de él.

Cargando...