Al final pasó lo que se venía rumoreando hace mucho tiempo, habrá cenas de pollo también en PlayStation 4, al menos para el que quede en pie de los 100 que deben matarse entre sí.

PlayerUnknown’s Battlegrounds llega a la consola japonesa después de lo que pareció una eternidad de exclusividad en Xbox One. Inicialmente el juego fue lanzado en acceso anticipado en Steam en 2017 y a finales del mismo año llegaría también en modalidad de acceso anticipado a Xbox One. Durante el transcurso de 2018, PUBG, como se le conoce coloquialmente, llegó oficialmente a Xbox One a Android y a iOS.

Ahora casi un año después de que los xboxers pudieran jugarlo, los usuarios de PS4 podrán disfrutarlo, específicamente el 7 de diciembre. Sí, el mismo día que Super Smash Bros. Ultimate sea lanzado oficialmente. Desde Bluehole no se cortan ni un poco para competir, después de todo, PUBG es uno de los juegos más vendidos de la historia con 50 millones de copias hasta ahora.

Supimos de la confirmación oficial gracias al blog de PlayStation y a su canal oficial de YouTube donde hay corto tráiler a modo de anuncio. En el blog podemos ver que el juego tendrá diferentes ediciones para pre-ordernar y que habrá distintos elementos cosméticos inspirados en las franquicias de Sony. Habrá una atuendo de Nathan Drake, el bolso de Ellie de The Last of Us, un avatar para el perfil de la PlayStation Network y un tema para la consola.

En el mismo blog, Joon Choi, líder del proyecto, promete que el juego tendrá todo lo que tienen las otras versiones del juego (partidas personalizadas, sistema de rangos, modos de eventos, etc.) y que integrará el sistema de trofeos. Además promete que llegará un cuarto mapa de nieve para el invierno.

De esta manera, los dos battle royale del momento, PUBG y Fortnite están en casi todas las plataformas principales de juego de la actualidad. Sólo faltaría que Bluehole diga algo al respecto de Nintendo Switch. Ciertamente PUBG exige un poco más que Fortnite, que ya está en Switch, pero no parece imposible integrarlo en la consola de la gran N. Sobre todo cuando ya hay una versión para móviles que funciona de manera más que correcta en dispositivos de gama media.

Escribir un comentario