El equipo de Overwatch Contenders Toronto Esports ha anunciado públicamente que se retirarán por completo de Overwatch, debido a una exigencia de parte de Blizzard de cambiar su nombre y su imagen por completo.

En su cuenta oficial de Twitter, un representante declaró de manera directa la situación, señalando que “nos han informado que seremos forzados a remover el nombre “Toronto” de nuestro equipo en tan solo seis semanas.”

“La razón de esto es: Toronto Defiant ha adquirido “derechos exclusivos de nombre”. Dejaremos Overwatch por completo de manera inmediata. Mejor para nosotros” cerró el comunicado.

Este equipo es comúnmente conocido como Toronto Uprising, siendo una entidad asociada con Boston Uprising de la Overwatch League, como su academia de formación de jóvenes talentos para el equipo titular de la competición.

Con la llegada de Toronto Defiant a la OWL, muchos cuestionaron que ocurriría con este equipo de Contenders, especialmente los jugadores de Toronto Esports que no estaban enterados de la decisión que habían tomado en la dirigencia del equipo.

Charlie Zwarg, conocido como Nero, dijo en su Twitter personal “Pues parece que me voy a casa chicos, fue una buena carrera”. Sin embargo, el equipo de Boston Uprising ha declarado que mantendrá a sus jugadores bajo contrato para su nueva academia de talentos.

Mei de Overwatch se convierte en el nuevo ícono de la protesta contra Blizzard

Según las reglas de Contenders, todos los equipos deben tener un nombre y una imagen única y específica, y solo Blizzard podrá decidir si se hará o no un cambio en dichas identidades. Chris Loranger, presidente de Boston Uprising, hizo saber que no estaban involucrados con la decisión de Toronto Esports de anunciar su retiro.

La principal queja de parte de Toronto Esports parece ser que el cambio de nombre vino exigido en un período de tiempo muy incómodo para la compañía al haber comenzado la competencia de Contenders y tener menos de dos meses para hacer un cambio. Sumado al hecho de que la llegada de una franquicia para la ciudad canadiense se hizo pública desde principios de septiembre.

Aunque esta salida parece ser hostil en cuanto a lo abrupto, quedará por ver si esta organización tomará una nueva forma o si cumplirán con su intención de abandonar Overwatch para siempre.