El presidente de Nintendo of America, Reggie Fils-Aime, fue entrevistado por Kotaku recientemente. El ejecutivo americano respondió muchas preguntas e incluso entró en discusiones personales y amistosas con su entrevistador, Stephen Totilo, con quien dice tener una buena relación.

Fils-Aime habló sobre el futuro de consola, los objetivos a alcanzar para el fin del año fiscal y, claro, sobre Super Smash Bros. Ultimate. Según Reggie, la meta es vender 20 millones de Nintendo Switch durante este año fiscal. “Esa es nuestra meta. Este período de octubre, noviembre y diciembre es fundamental para que logremos ese objetivo.”.

Hasta ahora sólo se han vendido 5 millones y el fin del año fiscal es el último día de marzo. En el camino está el lanzamiento de Smash pero no mucho más que eso. Al menos en cuanto a grandes lanzamientos, no tenemos noticias de un repentino Zelda nuevo ni un nuevo Mario. Por lo tanto, el objetivo estará complicado aún con Super Smash Bros. Ultimate y navidades diciendo lo contrario.

Nintendo reconoce que no ha habido grandes lanzamientos en 2018, no obstante, el mismo presidente de la compañía, Shintaro Furukawa, zanjó el tema en una reunión de accionistas diciendo que el desarrollo de software “toma tiempo”. Con todo esto, Reggie afirma que, aún así, Super Mario party “lo está haciendo bastante bien en América”. Hace unos días les comentamos como se había reportado escasez de Joy-Cons gracias al lanzamiento de este juego para Switch.

El presidente de NOA también dio datos interesantes como que, durante sus primeros 12 meses de existencia, la Nintendo Switch vendió más que ningún otra consola en la historia. “Vendió más que la Wii, vendió más que las plataformas competitivas actuales, vendió más que todas las consolas de juegos de la historia, la plataforma más vendida. Nuestro objetivo es continuar esa tendencia, y queremos estar en una posición, al salir de los días de fiesta, donde podamos estar orgullosos de nuestros resultados en comparación con la Wii, y en comparación con las consolas competitivas actuales.”

Cuando Totilo pregunta por lo que podía haber hecho mejor durante este año, Fils-Aime dice: “¿Me hubiese gustado que, por ejemplo, Super Smash Bros. Ultimate se lanzara antes? Ciertamente. Diciembre es un mes complicado.” Reggie se refiere aquí a lo complicado que es para los distribuidores armar todo lo necesario para estas fechas.

Sin embargo, Reggie siempre termina con notas positivas. En este caso menciona que mirando el ritmo en que la consola ha crecido, viendo el apoyo third-party con Fortnite, Diablo o Wolfenstein y, por último, el apoyo que han tenido gracias al mercado de juegos indie, se podría decir que a Nintendo Switch no le irá nada mal en los meses venideros. “Creo que nos sentiremos muy orgullosos del resultado aquí en los Estados Unidos de lo que Nintendo Switch ha podido hacer.”

Escribir un comentario