La sexta generación de consolas fue una de las más interesantes en la historia de los videojuegos. Sega picó adelante en 1998 para intentar ganar tiempo y audiencia a sus competidores, Sony, el posterior ganador de la «guerra», lanzaría al mercado PlayStation 2 en el año 2000. Por último, Microsoft y Nintendo lanzarían Xbox Y GameCube respectivamente en 2001.

No fue la primera generación que tuviera más de 3 consolas populares (como lo es ahora) al mismo tiempo en el mercado, no obstante, la lucha fue acérrima, tanto así que dejó una víctima con heridas de muerte: la SEGA Dreamcast. Como dijimos Sega, intentó tomar la iniciativa y lanzó la Dreamcast en 1998, sin embargo, una serie de malas decisiones y buen hacer de la competencia terminaron por llevar a SEGA descontinuar la consola, condenándola a ser sólo una desarrolladora de juegos.

El rumor que traemos hoy viene de Reddit, específicamente del usuario Richm2088, y tiene que ver con el difunto ex presidente de SEGA, Isao Okawa quien se habría acercado a Bill Gates, cofundador de Microsoft, para pedirle ayuda.

TIL Sega chairman Isao Okawa went to Bill Gates multiple times after Dreamcast was discontinued, asking if the Xbox could play Dreamcast games so fans can continue to play their games online. After being denied, he donated almost 700 million in his stock to keep Sega out of bankruptcy. from gaming

Su petición era simple: quería que Xbox fuera modificada físicamente para que diera soporte a los juegos de Dreamcast. Hoy día la idea parece bastante buena y una gran manera de que las dos compañías salieran ganando de todo este asunto.

No obstante, Bill Gates no vio con buenas ojos esta propuesta así que los deseos de Okawa no se cumplieron. El ex presidente de SEGA tuvo que vender 700 millones de dólares en acciones para que la compañía no desapareciera. Hoy en día SEGA se dedica a desarrollar videojuegos para todas las consolas y tiene un éxito moderado basado en la nostalgia principalmente. También pronto veremos una SEGA Mega Drive Mini, una reedición de una de sus consolas con más copias vendidas.

No queda claro porque Gates rechazaría la propuesta de SEGA. Recordemos que esta era la primera vez que Microsoft lanzaba una consola al mercado. Para el momento en que SEGA sabe que no va a poder vender suficientes consolas Microsoft aún no había lanzado oficialmente su primer Xbox, así que la modificación que pedía Okawa era posible. Si sumábamos ambos catálogos, el de Microsoft y el de SEGA, Xbox hubiese vendido más de lo que vendió y quizá hubiese comenzado una alianza importante.

También llama la atención que SEGA no acudiera a Nintendo o a Sony para proponer algo a estas compañías también. Dudamos que SEGA dé algún comunicado especial hablando del tema pero esperemos que el tiempo revele nuevas vertientes de esta historia que nos cuenta un usuario en Reddit.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *