Nos parece bastante obvio que IO Interactive quería matar dos pájaros de un tiro cuando contrató a Sean Bean para ser el primer objetivo escurridizo. Reafirmar su presencia como un juego próximo a lanzarse con una broma de la cultura pop y mostrarnos altos valores de producción con un actor estrella como Sean Bean interpretando a uno de los personajes del juego. No obstante, la broma no ha sido tan graciosa para la inteligencia artificial programada para bloquar usuarios en Twitter si rompen las reglas.

Al parecer, el usuario TheFatConsoler recibió una notificación automática de Twitter en donde se le anunciaba que había sido suspendido de la red social por “incitar a la violencia” con “amenazas de muerte”. Como argumento, el algoritmo de Twitter usó el tweet que el usuario escribió esta mañana. “Parece que voy a matar a Sean Bean esta noche”.

El algoritmo detectó esta afirmación como una amenaza y baneó al usuario que pudo volver 4 horas después luego de haber borrado el tweet correspondiente. Podemos verlo en su cuenta tweeteando sobre el asunto y continuando con sus “amenazas” a Sean Bean, aunque esta vez sin ser suspendido.

Square Enix se disculpa por tweet insensible de 'Marvel's Avengers'

Sean Bean fue presentado como el primer objetivo escurridizo de uno de los DLCs gratuitos de Hitman 2. El veterano actor representa a Mark Faba, conocido como El Inmortal, un ex agente de MI5 que ahora se dedica a matar a sueldo. El agente 47 tiene la misión de asesinarlo en este evento especial de una semana y puede hacerlo de muchas maneras. Dada la broma de que los personajes de Sean Bean siempre mueren, es normal que todos hablen de cómo ahora el actor se presta para ser asesinado por todos los jugadores de Hitman 2.

No ha habido un comunicado de parte de Twitter, el usuario bloqueado no ha dicho nada respecto a si pudo recuperar su cuenta luego de hablar con un representate de la red social o si simplemente borró el tweet. Por lo tanto, no sabemos si Twitter ya tiene planeado mejorar su algoritmo o si aún estamos en riesgo de ser suspendidos por hacer este tipo de chistes.