En junio, Daniel Enrique Fabian informó a otro gamer con el que estaba jugando ‘Grand Theft Auto’ en el modo multijugador que tomaría un break para “destrozar” a una chica de 15 años que acababa de llegar a su casa. Poco imaginaba el jugador al otro lado de la pantalla que, minutos más tarde, sería testigo de una violación.

El gamer, cuyo nombre permanece anónimo, escuchó el crimen a través del micrófono de la PlayStation 4 de Fabian, pues lo había dejado encendido. Según reportes del diario local Fox 13, el jugador escuchó cómo la víctima menor de edad gritó “no” repetidas veces mientras lloraba pidiendo ayuda. Tras esos 15 minutos de horror, Fabian retomó el juego como si nada.

Daniel Enrique Fabian, de 18 años, dijo que estaba por “destrozar” a su víctima de 15 años

La víctima de 15 años denunció a su atacante en la policía y con el testimonio y evidencia del gamer que escuchó todo, más una prueba de ADN y un examen médico de abuso sexual, las autoridades determinaron que Daniel Enrique Fabian, de 18 años, era, efectivamente, el abusador.

Tras meses de investigaciones, finalmente las autoridades de Florida arrestaron a Fabian en su casa de New Port Rich y ahora está recluido en el Centro de Detención de Land O’Lakes. A Fabian se le acusa de agresión obscena y lasciva a una víctima entre 12 y 15 años de edad.

Las declaraciones de la víctima de 15 años concuerdan con lo que el testigo escuchó a través del micrófono, pues la joven narró que, a pesar de gritar y pedir ayuda, Fabian le tapó la boca para que nadie la escuchara y la lanzó sobre su cama, donde abusó de ella.

La tecnología como evidencia

Se desconocen otros casos tan lamentables como estos en el mundo gamer, aunque no es la primera vez que la tecnología actúa en contra de los atacantes al proveer la evidencia suficiente para una condena. Ya se han conocido otros casos en los que los mismos atacantes graban a sus víctimas mientras abusan de ellas.

Tal fue el caso de dos hombres, uno de 19 y otro de 22 años, que tocó sus partes frente a un bebé de nueve meses de edad, mientras el otro grababa con el celular. La madre encontró el video y al reconocer a los atacantes los denunció ante la policía por violación agravada de un menor de edad.

Escribir un comentario