Hearthstone ha tenido uno de los años más interesantes de su historia, no solo en su elemento competitivo o en las historias que han surgido de su nueva expansión, sino también con la historia que rodea a una de las cartas mas controversiales del juego, Shudderwock.

Un esbirro legendario para la clase Chamán, Shudderwock tiene la habilidad de repetir los gritos de batalla (habilidades que se activan inmediatamente al invocar a cada esbirro) de todas las cartas que el jugador haya colocado en el campo anteriormente durante la partida.

Desde su aparición muchos jugadores han utilizado (y explotado) la extraordinaria habilidad de esta carta para repetir los gritos de batalla de otras cartas para poder obtener una victoria sencilla o lograr efectos increíbles como en este caso.

El jugador y creador de contenido Jeremy Wang, conocido como Disguised Toast, estuvo experimentando con mazos de Chamán enfocados en la habilidad de Shudderwock, con el fin de ver que tan lejos podría llegar en las capacidades de esta carta de Hearthstone.

En el video presentado en su canal de YouTube, podemos ver a Disguised Toast tratando de lograr la partida más larga de Hearthstone que le sea posible al generar un ciclo infinito de repeticiones de Shudderwock en la que acumula una gran cantidad de puntos de armadura por cada vez que es utilizada.

El verdadero inconveniente que representa Shudderwock para el metajuego de Hearthstone, y puedo señalarlo por experiencia propia, es lo increíblemente tedioso que son los ciclos de activación de su habilidad, que no solo hacen indestructible a quien lo aplica, sino que pueden acabar con la paciencia de cualquier jugador.

En cuanto se presentó esta carta y se dio a conocer su implementación, muchos jugadores decidieron simplemente dejar de jugar, otros rehúyen de enfrentar Chamanes por miedo a que se enfrenten a un mazo de este tipo.

Pero Disguised Toast logró realizar una labor imposible para muchos, que es la de encontrar a un jugador con la paciencia de ver que tan largo puede llegar a ser el ciclo de Shudderwock, alcanzando más de 20.000 puntos de armadura en una sola partida, que superó las tres horas de duración.

Escribir un comentario