Con el lanzamiento de Super Smash Bros Ultimate se han comenzado a saber historias curiosas de jugadores con respecto a este juego, como el inconveniente de jugadores mexicanos en torno a sus entregas por parte de Amazon.

Sin embargo, en este caso tenemos una historia mucho más positiva, en donde un grupo de amigos decidió tener una reunión para competir en el alucinante título de Nintendo Switch y se llevaron una gran sorpresa que nadie se imaginaría.

El pasado domingo el joven Jovante Williams decidió juntarse con sus amigos para jugar un torneo de Smash en su casa, en la ciudad de Saint Paul, Minnesota. Predeciblemente, la fiesta alcanzó grandes niveles de emoción y de ruido durante las partidas.

Esto llevó a los vecinos a llamar a la policía para quejarse del ruido realizado por Wiliams y sus amistades, lo que podría haber significado el final de la fiesta o incluso un capitulo mucho más oscuro si se recuerdan muchas de las historias de brutalidad policiaca de los últimos años.

Pero no sería el caso de ninguna forma, puesto que los funcionarios policiales al hacer acto de presencia e investigar la fuente del ruido, preguntaron si podían unirse a la diversión y participar en partidas de Smash con los demás jugadores.

Williams resumiría los eventos en su Twitter, relatando la historia e incluso grabando la situación, explicando que los policías fingían que no sabían jugar, para luego mostrar sus habilidades contra los demás.

La fiesta continuó sin mayores contratiempos, incluso con la llegada de otros policías dispuestos a jugar con Williams y sus amigos, teniendo en lugar de un evento muy negativo, una velada muy agradable de videojuegos con invitados inesperados.

Super Smash Bros Ultimate ha sido uno de los juegos más esperados del año, diseñado para eventos grupales como este que nos dejan la lección que los juegos con multijugador local siempre estarán vigentes en el mundo.

Escribir un comentario