Durante este año hemos podido ver a diversas personalidades destacarse en el mundo de los videojuegos, además de la aparición de múltiples celebridades de muchos ámbitos de los videojuegos y del deporte electrónico.

En esta lista, sin ningún orden en particular, se incluyen a desarrolladores con gran experiencia, streamers y jugadores profesionales que le han dado un giro al mundo del gaming en 2018.

Sneaky, el jugador que hizo del crossplay su marca de presentación

Aunque no seas aficionado a la escena competitiva de League of Legends, es posible que conozcas la cara de Zachary Scuderi, quien ha hecho de sus disfraces un verdadero punto de conversación.

Conocido mundialmente como Sneaky, este jugador del equipo Cloud9 se ha dedicado a realizar elaborados cosplays femeninos con el apoyo de su novia Lynn (especialista en crear cosplays), realizando extraordinarios sets de fotos que han causado estragos en redes sociales.

Además, Sneaky formó parte de la alineación estelar que llevó a Cloud9 a las semifinales del Mundial de League of Legends por primera vez en su historia.

Sam Braithwaite, el hombre detrás de los Esports de Blizzard

El cabecilla de la división de Esports de Activision Blizzard ha mostrado en los últimos años dos de las iniciativas más creativas e interesantes que se le ha dado a la escena competitiva de los juegos de esta compañía, la difusión televisiva de Heroes Global Championship en Estados Unidos y el masivo lanzamiento de la Overwatch League.

La extraordinaria presentación de la Overwatch League ha sido uno de los pasos fundamentales en presentar a los Esports de una manera más parecida a los deportes tradicionales y alcanzar a una mayor cantidad de aficionados al crear un arraigo local para los equipos dentro de este evento.

La visión de Braithwaite ha visto la luz y ha rendido millones de dólares en dividendos para Blizzard, por lo que habrá que ver cual será su próximo movimiento tras la cancelación de la división de Esports de Heroes of the Storm.

Doublelift, la estrella de Team Liquid y de las redes sociales

Yilliang Peng, conocido internacionalmente como Doublelift, es uno de los jugadores de League of Legends más famosos de la actualidad, reconocido por su pintoresca personalidad y su habilidad como el jugador estrella de Team Liquid, uno de los más reconocidos en la escena norteamericana.

Ninja entre las 100 personas más importantes de 2019 según Time

Pero además de ello, Doublelift ha estado muy activo en redes sociales, alcanzando medio millón de suscriptores en su canal de YouTube y más de 800.000 en su Twitter personal, elevando su popularidad aún más por su presencia en el documental de Netflix 7 Days Out.

Ninja, el streamer que llegó al mainstream

El ascenso meteórico de Tyler Blevins al estrellato tiene pocos precedentes en la historia del entretenimiento, puesto que en un abrir y cerrar de ojos el nombre de Ninja se ha convertido en uno de los más famosos de la actualidad.

Con el récord de mayor número de espectadores simultáneos para un canal no corporativo (más de 600.000), este jugador de Fortnite ha hecho de sus transmisiones uno de los eventos que la juventud americana no puede perderse.

Con el auspicio de Red Bull y entradas de dinero que ascienden al medio millón de dólares al mes, Ninja se ha convertido en la cara no oficial de Fortnite y en uno de los creadores de contenido más reconocidos de los últimos años.

Mike Morhaime, el retiro de una leyenda

Hace cerca de 30 años, Mike Morhaime participaría en la fundación de una compañía de desarrollo de videojuegos llamada Silicon & Synapse. Esta compañía sería renombrada como Blizzard Entertainment y sería la fuente de un gran número de éxitos que cambiarían la historia de los videojuegos como los conocemos.

La dirección creativa que Morhaime y su equipo implantaron en Blizzard ha sido la del crecimiento sostenido con títulos de larga vida útil en lugar de lanzamientos constantes que ha plagado la industria de videojuegos.

Tras un anuncio conjunto entre Morhaime y su sucesor, J. Allen Brack, el fundador de Blizzard dejaría su posición definitivamente con un legado que puede resumirse en su frase representativa, “jueguen bien, jueguen limpio”.