Si bien el éxito de Fortnite ha sido indiscutible durante este año, es ahora que podemos afirmar las cifras que corroboran el indiscutible logro de Epic Games al presentar este Battle Royale.

Según analiza el portal TechCrunch, Epic Games ha reportado ganancias que superan los 3 billones de dólares durante el año 2018 gracias a Fortnite, específicamente por la compra de V-Bucks por parte de los usuarios.

A diferencia de muchos otros juegos de alta popularidad en la actualidad, Fortnite no ha recibido quejas o protestas en torno a la presencia de micropagos puesto que se han ceñido al diseño tradicional para el cual estos han sido creados, para un juego gratuito.

Elementos que caracterizan al juego como los atuendos, armas y disfraces especiales tienen un costo de V-Bucks que son comprados con dinero real en transacciones de no muy alto costo. Además, Fortnite ofrece el Battle Pass, con un costo de 950 V-Bucks (9,99 dólares), que es el elemento con el cual los jugadores pueden obtener una gran cantidad de contenido premium jugando continuamente y progresando en sus niveles de habilidad en lugar de hacer compras.

Los influencers son el elemento esencial que complementa la fórmula del éxito de Fortnite para los jugadores más jóvenes y más apasionados de la actualidad, con streamers y jugadores profesionales transmitiendo constantemente millones de horas de partidas de Fortnite para todo el mundo.

Esto no solo se remite a personajes de la escena del gaming, al tener a atletas profesionales como el futbolista Mesut Ozil o el jugador de la Major League Baseball Trevor May como asiduos jugadores del Battle Royale.

A pesar de la controversia que rodea el uso de los bailes como el emote que ha popularizado este juego, estos han llegado a trascender a la cultura pop norteamericana y global, al estar presentes en ámbitos del espectáculo, deportivos y hasta políticos.

Con todo este éxito acumulado en 2018, queda por saber si Fortnite tendrá la capacidad de superarse a si mismo o si este es el tope que puede alcanzar.