Nintendo siempre ha tenido mano dura con todo aquel que use su hardware o software de manera indebida. Recientemente algunas páginas de ROMs de videojuegos pirateados han sido cerradas gracias a una demanda de Nintendo, también tenemos el caso de MariCar en Japón que ofrecía tours en minikarts alrededor de Tokyo usando personajes de Nintendo.

La noticia ahora es que una nueva ley en permitirá a las empresas de videojuegos demandar a aquellos que modifiquen datos de guardado en la nube y/o modifiquen sus consolas para tal fin. Actualmente, con la gran popularidad de Nintendo Switch, en Japón es bastante común contratar servicios para modificar tu consola y así poder cambiar tus datos de guardado.

La demanda para este tipo de servicios es muy alta en Super Smash Bros. Ultimate y Splatoon 2. Partidas con todos los personajes desbloqueados, todos los trofeos, logros, etc. Se venden por separado tras modificar tu consola para modificar los datos y poner los que quieras. Sabemos que Xbox One es casi inexistente en Japón y que PlayStation 4 no tiene vulnerabilidades de este tipo así que esto nos deja con las consolas de Nintendo.

Tanto la Switch como la 3DS se venden modificadas por Cyber Gadget, una popular web de venta de consolas en Japón quienes proveen a sus clientes de aparatos para mejorar el rendimiento de las consolas o para modificarlas y poder usar juegos pirateados. Probablemente tendrán que detener sus producción al menos para Japón y dedicarse sólo a exportar mientras puedan.

Este tipo de leyes ya existían antes pero ahora se han detallado más para también agregar las modificaciones de datos de guardado. Ahora no será necesario que piratees para que tengas que pagar una multa, o ir a la cárcel.

Según esta ley, dependiendo de tu infracción deberás pagar unos US$45.000, ir a la cárcel por 5 años o ambas cosas.