Los grandes titanes de la industria de videojuegos de China, Tencent y NetEase, no han formado parte de la primera oleada de juegos aprobados por las autoridades gubernamentales del gigante asiático.

Según reporta el portal Bloomberg, el gobierno chino ha aprobado la distribución y venta de 80 juegos tras nueve meses de clausura de los sistemas de aprobación de China.

Los analistas de Niko Partners han develado que la lista compone 67 juegos móviles, 6 juegos de PC y un juego para consolas, pero de los títulos presentados han quedado fuera los juegos de los desarrolladores más poderosos del país.

Tencent y NetEase son las compañías desarrolladoras y distribuidoras más poderosas de China, y han sido quienes han recibido un mayor impacto por las disposiciones que ha tomado el gobierno chino en cuanto a la distribución de videojuegos.

Durante buena parte de 2018, Tencent ha sufrido de manera directa los embates de las determinaciones en cuanto a los videojuegos de parte del Ministerio de Educación de China, llevándolos a tomar acciones para limitar el tiempo de juego de menores de edad.

Sufrieron además la cancelación de títulos que simulaban juegos de azar, y la falta de aprobación a sus juegos de mayor importancia durante 2018, llevó a Tencent a una caída en sus acciones en la bolsa en el último trimestre del año.

NetEase enfrentó diversos problemas de similar calibre durante el año, al ser el distribuidor de juegos de Blizzard, sufrió la revisión de la mayoría de sus juegos y recibió sanciones de carácter correctivo que deberán resolver.