El año 2019 ha comenzado de la peor manera para la organización Flash Gaming, el primer equipo chino en ser propiedad de los jugadores que en él participan, al cancelar su participación en la próxima temporada competitiva de Counter Strike: Global Offensive y cancelar los contratos de su actual roster de jugadores.

Como parte de la explicación de su decisión, el fundador y director de Flash Gaming, Enndy, hizo fuertes declaraciones en torno no solo al destino de su escuadra sino a la escena de Esports en China y en particular al título CS:GO, en su cuenta personal de Weibo.

Enndy explica que la competición china se encuentra plagada de partidos arreglados, jugadores con ventajas otorgadas por cheat codes, amenazas a la seguridad de los jugadores y streaming en tiempo real pagado para hacer trampa en partidas e incluso interferencia con las redes LAN en las que se dan lugar a las competencias.

Traducciones de su mensaje comenzaron a aparecer en el portal Reddit horas después de su publicación, en las que también acusó a la empresa Perfect World, distribuidora de CS:GO en China de hacer oídos sordos a denuncias de este tipo.

“Aunque Flash Gaming se ha separado, espero que se pueda resolver esta dificil situación en la que se encuentra la escena competitiva de CS:GO en China. Espero que los distribuidores sean capaces de resolver estos inconvenientes. Y espero que los fans estén enterados de estas situaciones en lugar de respaldar a estos equipos a ciegas”, señaló Enndy.

Flash Gaming ha cancelado los contratos profesionales de todos sus jugadores y, en el caso de que la determinación de mantenerse fuera del sistema persiste, es probable que una organización pionera de los Esports en China haya dado sus últimos pasos, tras un discreto 2018 en el que no pudieron clasificar al torneo Major de China.

Escribir un comentario