Uno de los ex empleados de la rama de Esports de Blizzard Entertainment ha realizado fuertes declaraciones sobre su tiempo trabajando para la compañía, expresando que la causa principal de su salida fue la discriminación racial que sufrió dentro de la compañía.

En una publicación en su Twitter (continuada en TwitLonger) Jules Murillo-Cuellar declaró que, tras haberse unido al equipo de Esports de Hearthstone, recibió trato diferente al de otros empleados dentro de la compañía, recibiendo ataques hacia su herencia mexicana y su “tendencia genética al machismo”.

La repetición constante de estos chistes dentro del ambiente de trabajo también se tradujo en ser tratado en general como un chiste y no tener permiso de participar en reuniones de personal en la que debería estar presente.

Esta situación llevó a Murillo-Cuellar a un estado depresivo constante y a ataques de ansiedad que le fueron diagnosticados y medicados. Finalmente tomó sus quejas en torno a su trato por sus compañeros hacia la gerencia de su sector.

Desde la dirección le dijeron que no debía preocuparse porque ellos se harían cargo de la situación, cosa que no ocurriría al exacerbarse los ataques en contra de su persona. “Me sentía como la bolsa de arena de la oficina, a quienes todos podían golpear”.

Warcraft 3 regresa al mundo de los Esports con nueva competición en China

Denuncia también en su comunicado que sus contribuciones para la división de Esports de Hearthstone fueron dejadas de lado por completo en el reporte anual de 2016, mientras que sus abusadores y la gerencia de la división recibieron ascensos dentro de la compañía.

A pesar de presentar quejas de manera semanal en los canales regulares de la compañía, el abuso recibido por Murillo-Cuellar dentro de Blizzard se mantuvo constante, afectando su salud mental y física de manera notable.

Su depresión había alcanzado niveles elevados, llevándolo a considerar el suicidio en 2017, terminando finalmente en su salida de la compañía en abril de 2018, para mantenerse dentro del medio con su estudio personal Muri Entertainment.

La razón de declarar esta situación ha sido la reciente publicación de a historia corta Bastet de Overwatch, en la que se reveló que el personaje Soldier: 76 es gay, lo que resultó en una gran tendencia positiva hacia Blizzard por apelar a la inclusión.

Jules Murillo-Cuellar discute esta posición en su comunicado, haciendo la pregunta de si “¿de verdad las minorías tenemos representación?”. Finalmente, ha expresado que tomará acciones legales en contra de Blizzard por la discriminación que sufrió en su tiempo dentro de la compañía.

Cargando...