Aunque Epic Games ha sumado uno de los años más exitosos de su historia, alcanzando un enorme nivel monetario y de arraigo a través de su exitoso Fortnite, además de un potencialmente revolucionario sistema de distribución de juegos, ha encontrado una fuerte mancha en su historial en los últimos días.

La organización independiente The Better Business Bureau (BBB), especializada en el estudio de la metodología interna de empresas y los mecanismos que estas ofrecen a sus consumidores, le ha dado al servicio de atención al cliente de Epic Games una F, su clasificación más baja.

Con casi 250 quejas sin responder, según el estudio, Epic se sitúa en un lugar especial entre las empresas con peor respuesta a sus consumidores, ignorando situaciones como recargos no solicitados a las tarjetas de crédito de los usuarios o hackeos a sus cuentas dentro de su sistema.

Una de las quejas más resaltantes que recopiló la BBB, fue la de un padre que denunciaba que “Epic Games ha estafado a mi hijo de 12 años, su cuenta fue cerrada tras haber sido hackeada y no recibir ninguna resolución o respuesta de parte de su servicio de atención al cliente”.

El cubo púrpura de Fortnite desapareció y abrió una misteriosa dimensión

Epic ha respondido al portal Kotaku sobre estas alegaciones, afirmando que han enfrentado estos problemas a través de sus propios mecanismos internos, ajenos a los de la BBB, y que han enviado la información correspondiente a esta organización con el fin de dejar clara su posición.

Pero el estudio de la BBB coloca en tela de juicio la capacidad de enfrentar los potenciales problemas que puede presentar una tienda online de juegos al nivel de Steam, el proyecto de mayor envergadura que los creadores de Fortnite llevarán a cabo en 2019.

Sin embargo, también se debe tener en cuenta que la misma Steam también forma parte de esta negativa lista de compañías con un servicio al cliente deficiente en los listados de la BBB, cuyo índice de acierto es muy tomado en cuenta en el mundo de los negocios en Estados Unidos.

Cargando...