Hace unos días les comentamos que Sony estuvo presente en la CES 2019 que se celebró en Las Vegas e incluso compartió números de ventas y un tráiler. Sin embargo, no presentaron nada nuevo, ni de software ni hardware lo cual hizo que su conferencia fuera algo anecdótica.

Quienes sí vinieron con todo a la CES fueron los tres grandes del gaming en PC: NVIDIA, Intel y AMD. La primera presentó finalmente una tarjeta gráfica asequible, la NVIDIA RTX 2060, que llega a un precio de US$ 350. Según el CEO de la empresa, Jensen Huang, esta tarjeta “proveerá a millones de jugadores en todo el mundo las mejores experiencias interactivas a un precio accesible”.

Era un producto muy esperado ya que la versión 2080 de esta familia supera los US$ 600 gracias a los núcleos implementados para el trazado de rayos y los tensor para la inteligencia artificial que hacen que fabricar estos accesorios sea cada vez más caro. La 2060 sacrifica algo de potencia para entrar al mercado con un precio competitivo.

NVIDIA también anunció que esta familia de tarjetas gráficas llegará a portátiles, así que básicamente cualquier laptop para juegos tendrá una de estas tarjetas de manera integrada.

Ubisoft incluirá nuevos modos PvP en los contenidos descargables de 'The Division 2'

Intel por su parte, reveló más detalles de Ice Lake la nueva familia de procesadores que darán un claro salto de potencia pero sobre todo de eficiencia ya que consumirán mucha menos energía y ocupan menos espacio en laptops. De esta manera, los fabricantes podrán usar el espacio extra para baterías nuevas. De acuerdo, a Intel, estos nuevos procesadores permitirán diseñar laptops que tengan más de 20 horas de vida sin estar conectadas a su cargador y llegarán antes del 2020.

AMD presentó sus tarjetas gráficas Radeon VII que supuestamente son igual de potentes que las de NVIDIA. Sin embargo, su anuncio más importante fue que tendremos pronto una nueva familia de procesadores, los AMD Ryzen 3000. Con estos productos, AMD planea plantarle cara a la combinación de NVIDIA e Intel que existe en la mayoría de PCs hoy en día.

Estas tres empresas pusieron a los jugadores y a la industria como protagonistas en esta última CES, algo un poco inesperado pero que agradecemos. Ahora quizá no tengamos que esperar sólo los E3 para emocionarnos con nuevos anuncios.