La presencia de videojuegos clásicos como artículos coleccionables ha tenido un sostenido crecimiento en los últimos años, a medida que más tiempo pasa y los juegos icónicos, como The Legend of Zelda, adquieren un mayor legado para aficionados ávidos de coleccionar.

Recientemente, la importante casa de subastas Heritage Auctions ha ingresado una serie de packs de videojuegos clásicos de la consola NES a su catálogo, siendo estos cartuchos clásicos sellados en sus cajas, y curados por la compañía independiente Watagames, reconocida por su trato de juegos clásicos como artículos de colección.

En términos simples, si Watagames otorga a uno de los juegos que revisa un sello de aprobación y un alto marcador en cuanto a su estado y condición, el juego tendrá un mayor valor en la subasta por su rareza. Lo que ha ocurrido en este caso.

La mayoría de los juegos del paquete fueron vendidos en precios que oscilan entre los 200 y 300 dólares, incluyendo títulos como Mega Man 5, Super Mario Bros o Teenage Mutant Ninja Turtles, pero el evento estelar estaba reservado para The Legend of Zelda.

'Marvel Ultimate Alliance 3: The Black Order' llegará a Nintendo Switch en Julio

Con la valoración más alta de Watagames (9.4 sobre 10) esta copia de The Legend of Zelda fue altamente pujada por los coleccionistas interesados, que terminaron llevándosela por la increíble suma final de 3.360 dólares.

El sitio de Heritage Auctions explica el valor de esta copia, al afirmar que “versiones selladas de este título de NES son excepcionalmente raros de encontrar, especialmente en este estado de conservación”.

Lanzado hace más de 30 años, The Legend of Zelda es uno de los juegos más icónicos de la historia de los videojuegos en general, el primero de una de las franquicias más prolíficas de Nintendo y una de las sagas con aficionados más dedicados. Esto se demuestra con una de las compras de videojuegos retro más grandes de la historia.