Ubisoft se encuentra bajo el escrutinio de sus usuarios por cambiar la orientación sexual del protagonista sin importar la decisión tomada por los jugadores en la campaña principal de Assassin’s Creed: Odyssey.

Debido a la controversia, Ubisoft ha publicado en su sitio web un comunicado oficial en el que van a realizar cambios a este elemento del DLC Shadow Heritage, alterando diálogos y decisiones que reflejen las decisiones tomadas por los jugadores en cuanto a la orientación del personaje.

El comunicado reza: “Ubisoft se encuentra modificando una escena completamente y diversos diálogos en Shadow Heritage con el fin de reflejar mejor las decisiones tomadas por los jugadores en el juego principal”.

“Estos cambios se encuentran en producción y serán implementados en un nuevo parche” continuó explicando Ubisoft, que también añadió información sobre su próximo DLC que se encuentra siendo desarrollado actualmente.

Titulado Bloodline, este nuevo contenido descargable también será elaborado con el fin de ser coherente con las decisiones de los jugadores en torno a la orientación de los jugadores, para evitarse nuevamente los inconvenientes causados por Shadow Heritage.

Jonathan Dumont, director creativo de Assassin’s Creed: Odyssey, había declarado que sus intenciones habían sido las de dejar a los jugadores decidir si tomaban una relación romántica o utilitaria y que en este DLC se vería el resultado de lo segundo, actuando como una realidad alternativa.

Lamentablemente, no implementaron correctamente esta idea, lo que ha dejado de lado a muchas de las decisiones más populares en el juego en torno al elemento del romance para los protagonistas del juego.

Dumont también considera que los jugadores deben entender que el elemento romántico es opcional dentro del juego y que no es obligatorio tenerlo, lo cual puede ser considerado como una actitud condescendiente hacia los jugadores que se han quejado por esta modificación en el DLC.

Escribir un comentario