La edición número 53 del evento deportivo con más audiencia del mundo, el Super Bowl, no podía dejarse pasar sin una de las tradiciones anuales de los últimos años, una simulación especial del juego Madden 19, la edición anual del videojuego de fútbol americano.

Electronic Arts, aliado comercial de la National Football League y desarrolladores de la serie Madden, ofrecieron una simulación con el motor del juego en el que el equipo Los Angeles Rams obtendría la victoria sobre los New England Patriots.

Esta simulación va a en contra de lo que indican las apuestas en Las Vegas y la crítica especializada, que catalogan al poderoso equipo de los Patriots como el amplio favorito para levantar el trofeo Vince Lombardi una vez más.

Esta simulación dejó un marcador final de 30 a 27 en favor de los Rams, que realizaron un heroico retorno en la segunda mitad del duelo tras terminar la primera con un 17 a 3 para la dinastía de Tom Brady y Bill Belichick.

Este regreso se sustenta por la capacidad de la defensa de los Rams de detener al siempre efectivo Brady, encabezados por el tacleador defensivo Aaron Donald, que es capaz de capturar a Brady en 4 oportunidades durante el juego, lo que lo convirtió en el jugador más valioso de esta simulación.

Skins de la NFL regresan a Fortnite para celebrar el Super Bowl LIII

Brady no pudo siquiera guiar a su equipo a su habitual dominio en el marcador en este partido, al ser también superado ofensivamente por mariscal de campo de los Rams, Jared Goff. Una suma de esfuerzos que según Madden le otorgaría el título al equipo californiano.

Esta tradición siempre ha tenido un aire agridulce para la franquicia Madden, que siempre ha buscado encontrar el mejor balance en su motor de juego para crear estas predicciones, pero han fallado en tres de las ultimas cinco ediciones del partido más importante del año.

Curiosamente, lo que nunca ha ocurrido con Madden en sus predicciones es que se equivoquen dos veces seguidas, lo que pone una importante tendencia en favor de los Rams en esta gran final de la NFL.