Las poderosas compañías japonesas Sony y Nintendo cerrarán el año fiscal 2018 con un crecimiento sustancial en sus ganancias gracias a los éxitos obtenidos por sus consolas PlayStation 4 y Nintendo Switch.

Ambas compañías han tenido un año 2018 bastante positivo, acumulando grandes éxitos en sus lanzamientos de videojuegos durante todo el año, así como llevando a cabo grandes proyectos de cara al futuro.

Un año heroico para Sony

Según analistas que declararon al portal Reuters, Sony tendrá un crecimiento de alrededor del 10% en sus ingresos netos en el período de septiembre a diciembre de 2018, sumando un total de 388 mil millones de yenes, que se traducen en 3.55 mil millones de dólares para esta casa japonesa.

Este incremento se da en gran parte por el éxito de su destacado juego exclusivo Marvel’s Spider-Man, uno de los títulos más destacados del año anterior, siendo nominado a múltiples premios y reconocimientos, siendo solo superado por el también titulo exclusivo de PS4, God of War.

Del mismo modo, se espera que las unidades de PlayStation 4 se sigan vendiendo de manera consistente por unos cuantos meses más, al encontrarse los usuarios a la espera de posibles anuncios de lo que deparará la próxima generación de consolas de videojuegos.

Esta expectativa tiene a inversionistas salivando por cualquier posible anuncio de una PlayStation 5 o de qué forma tomará la próxima escala en la batalla de consolas, tras considerar que Sony ha batido a Microsoft en los 6 años de vida de PlayStation 4 frente a la Xbox One.

Ascenso meteórico

Nintendo Switch es uno de esos éxitos que no todo el mundo esperaba que funcionara, pero que, de hacerlo, solo hubiera podido venir de Nintendo. En menos de dos años completos de vida, la Switch ha golpeado la mesa de la industria y ha dejado claro que ellos no solo están ahí para hacer dinero sino para hacer historia.

Con un incremento de más del 30% en sus ganancias, aproximadamente 149 mil millones de yenes (1,4 mil millones de dólares al cambio) es uno de los incrementos trimestrales más grandes de la historia de la compañía y el segundo incremento consecutivo en este período.

Sony revela oficialmente el diseño de PlayStation 5

Sin embargo, al inicio no se vaticinaban las mejores predicciones para la Switch, al tener una librería de juegos mucho más limitada que las de los sistemas competidores, aparte de carecer de la potencia que estos ostentan.

Pero Nintendo es Nintendo, y se mantuvo fiel a su política de exclusividad y de ofrecer a los usuarios títulos que son en sí mismos una experiencia social más que solo un juego. 2018 fue un año de bombazos para Switch de sus franquicias exclusivas que dispararon las ventas de esta consola hibrida.

Encabezados por los éxitos de las dos ediciones de Pokémon Let’s Go y el anticipado Super Smash Bros Ultimate, Switch cerró 2018 en la cima del mundo de los videojuegos, incrementando las ventas de la consola de manera espectacular.

Pero en Nintendo consideran que no es solo la llegada de Smash, sino que es la versatilidad de la consola lo que ha hecho que los usuarios hayan elegido a Nintendo Switch por encima de la competencia.

Otro de los elementos que ha impulsado el éxito de Nintendo Switch ha sido su voluntad de participar en una de las características más solicitadas por los jugadores, el juego cruzado para los títulos multijugador en línea, dando pasos decisivos para que juegos como Fortnite y Rocket League sean los primeros juegos en llegar a tener esta característica para todos los sistemas en los que está presente.

Por otro lado, Switch no posee la presión de inversionistas que tiene Sony para presentar una nueva consola en el corto plazo, confiando que la vida útil de la consola principal de Nintendo puede durar más de un año.