A pesar del ascenso meteórico de Nintendo Switch en el mercado de videojuegos en menos de dos años de vida, la casa japonesa considera que sus expectativas para la consola han sido demasiado altas, por lo que han decidido reconsiderarlas.

Reportes afirman que Nintendo no se encuentra del todo complacida por los éxitos alcanzados por la Switch en términos de ventas de unidades, al tener una expectativa de vender 20 millones de consolas para cerrar 2018.

Sin embargo, han considerado reducir esa expectativa a unos 17 millones de unidades, una cifra más conservadora y fácil de obtener para Nintendo actualmente, una postura que los posicionará en un crecimiento más moderado en lugar de llegar a un fracaso.

El elemento fundamental de esta reducción obedece principalmente a un estancamiento de parte de los usuarios potenciales de Switch al no tener un nuevo lanzamiento al cual afianzarse en los próximos meses tras el impacto de Super Smash Bros Ultimate.

El catálogo de juegos de Nintendo Switch tampoco es particularmente extenso y puede significar que algunos jugadores no se animen a comprar una consola en este último trimestre fiscal de 2018, que termina en el mes de marzo.

El lanzamiento de New Super Mario Bros U Deluxe ha sido lo más destacado de la actualidad de Nintendo Switch, y ha reportado un éxito bastante aceptable, pero se encuentra lejos de ser ese gran catalizador de ventas que ha sido Super Smash Bros Ultimate.

También se debe tener en cuenta que por razones técnicas no ha formado parte de los dos lanzamientos recientes de mayor envergadura de la actualidad, Resident Evil 2 y Kingdom Hearts 3, presentes en sus competidoras PlayStation 4, Xbox y PC.

Sin embargo, es innegable que Nintendo Switch conseguirá tener un 2019 positivo en la medida que nuevos juegos de su catalogo exclusivo sigan llegando y seguir dándole importancia y cobertura a títulos como Smash o Pokémon Let’s Go.

Escribir un comentario