En los últimos días hemos visto que Nintendo ha realizado análisis importantes de sus logros en 2018, principalmente de su más reciente trimestre fiscal en el que presentaron uno de sus productos más anticipados, Super Smash Bros Ultimate.

Entre los resultados de sus revisiones, Nintendo se ha complacido en anunciar que Super Smash Bros Ultimate es el juego que ha vendido más unidades de la compañía en toda su historia, especialmente dentro de Japón, que sigue siendo su principal mercado.

Estos números los han comparado principalmente en torno al resto de juegos de la serie Smash, que han sido éxitos consistentes para la casa japonesa, pero Smash Ultimate ha superado con creces los niveles de la saga y se ha colocado en una posición de los juegos más exitosos de la compañía en toda su historia.

Nintendo, además, ha hecho énfasis en considerar que Smash es un gran éxito para todas las edades, refiriéndose no solo a jugadores jóvenes sino también a niños pequeños, adultos y ancianos de avanzada edad.

The Witcher III: Wild Hunt se estrena en Nintendo Switch el 15 de octubre

Esto representa una continuación de la postura de Nintendo de extender su base de jugadores y de darle una representación al juego casual y de reuniones, que ha sido una de los pilares de la campaña de lanzamiento de Nintendo Switch.

Oficiales de policía, respondiendo a quejas de vecinos, terminaron uniendose a la fiesta de Smash.

Además, es la postura de Nintendo desde hace muchos años, para competir de una manera diferente en contra de sus competidores Sony y Microsoft, que han tomado una dirección notablemente diferente en cuanto a su enfoque y representación de sus usuarios.

Lamentablemente, para la comunidad gamer este tipo de posturas ha creado una tendencia de muchas personas hacia la toxicidad en redes, criticando a Nintendo por apelar a “falsos jugadores” en lugar de crear lo que ellos consideran que los “verdaderos fans” quieren.

Pero Nintendo es Nintendo, y las decisiones que toma son del tipo que solo ellos pueden hacer y salirse con la suya, por lo que su visión de crear juegos y sistemas para toda la familia no va a cambiar probablemente nunca.